Por falta de información, muchas personas con síntomas leves se acercan a los hospitales y clínicas, se automedican o no toman los debidos cuidados.
Por falta de información, muchas personas con síntomas leves se acercan a los hospitales y clínicas, se automedican o no toman los debidos cuidados.

Tras casi un año conviviendo con el, la mayoría de nosotros ya sabe qué debe hacer si presenta síntomas de la enfermedad, pero se ha dicho poco de lo que debemos evitar ante la . Conocer de esos errores resulta igual de importante porque, en muchos casos, puede prevenir que se desarrolle una complicación.

Recordemos que por falta de información, muchas personas con síntomas leves se acercan a los hospitales y clínicas, se automedican o no toman los debidos cuidados poniendo en riesgo su salud, sin saberlo. Para conocer sobre lo que debe evitar si tienes síntomas de COVID-19, la red de clínicas SANNA señala que errores no debes cometer:

  • Beber alcohol. De acuerdo a la Organización Panamericana de la Salud, consumir bebidas alcohólicas en exceso aumenta el riesgo de síndrome de dificultad respiratoria aguda (SDRA), una de las complicaciones más graves de la enfermedad. Además, el alcohol tiende a ser nocivo para el sistema inmunitario.
MIRA: ¿Todas las personas están aptas para recibir la vacuna contra el COVID-19?
  • Automedicarse. Consumir medicamentos sin receta médica cuando tienes síntomas de coronavirus podría dificultar tu diagnóstico, ocultar algunos signos de alarma y hasta complicar tu situación. Es importante que siempre utilices los fármacos bajo recomendación de un profesional de la salud.
  • Ir a la clínica u hospital. Si piensas que tienes síntomas de COVID-19, evita salir de tu casa. En su lugar, opta por servicios de atención remota. Muchos establecimientos de salud, como SANNA, cuentas con la opción de consultas virtuales.

MIRA:

  • Hacer esfuerzo físico y comer alimentos irritantes. Es preferible que descanses y evites actividades que te demanden esfuerzo. Asimismo, intenta no consumir alimentos irritantes o picantes, comidas con azúcares o muy condimentadas. En su lugar, incluye en tu dieta diaria alimentos ricos en antioxidantes, como frutas y vegetales frescos, y mantente hidratado.