El tratamiento oncológico en las personas, especialmente en los niños puede desarrollar síntomas como náuseas y vómitos, situaciones que los harán sentir sin apetito. Si ocurre esta situación es necesario acudir al doctor. Foto Pinterest.
El tratamiento oncológico en las personas, especialmente en los niños puede desarrollar síntomas como náuseas y vómitos, situaciones que los harán sentir sin apetito. Si ocurre esta situación es necesario acudir al doctor. Foto Pinterest.

Un niño con debe cambiar sus hábitos alimenticios, evitar las golosinas, gaseosas y dejar de lado las grasas saturadas. Su alimentación debe ser sana, a base de frutas, cereales, verduras y carnes según indique el especialista y debe estar pensada para reforzar sus defensas.

Lista de alimentos permitidos para niños en tratamiento oncológico:

Proteínas:

Sirven para ayudar a crecer, preservar la piel y reparar los tejidos. Además, ayuda a fortalecer las células sanguíneas, el sistema inmunitario y el revestimiento del tracto digestivo.

«De no consumir suficientes proteínas se puede prolongar el tiempo de recuperación de la enfermedad y reducir la resistencia a las infecciones. Durante el tratamiento, quimioterapias y radioterapias, el paciente necesitara de proteína adicional para sanar los tejidos y ayudar a prevenir infecciones.», comenta María del Carmen Velandres, representante de Magia.

Carbohidratos:

Brindan la mayor parte de la energía que el cuerpo requiere para desarrollar actividades físicas, además de ayudar al buen funcionamiento de los órganos. Los niños pacientes oncológicos requieren de mayor dosis de calorías. Estas dosis deben ser supervisadas por un experto.

Grasas y aceites:

En cantidades  adecuadas sirven como fuente de calorías para el cuerpo. El cuerpo separa las grasas y las usa para almacenar energía, aislar los tejidos del cuerpo y llevar algunos tipos de vitaminas a través de la sangre.

Vitaminas y minerales:

Permiten que el cuerpo use las calorías para su perfecto desarrollo y funcionamiento. El calcio y la vitamina D son de suma importancia para el crecimiento de los huesos. Algunos de los medicamentos usados para el tratamiento contra el cáncer pueden disminuir los niveles de calcio y de vitamina D, de manera que se pueden necesitar cantidades adicionales.

«El tratamiento oncológico en las personas, especialmente en los niños puede desarrollar síntomas como náuseas y vómitos, situaciones que los harán sentir sin apetito. Si ocurre esta situación es necesario acudir al doctor.»  Concluye María del Carmen.

María del Carmen Velandres es Gerente de Albergue en Casa Magia, primer hogar hecho en Perú para niños con cáncer, experta en el cuidado de niños con patologías oncológicas. Cuenta con más de 35 años de experiencia como Jefa de Enfermeras de Oncología Pediátrica en el INEN (Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas).

Te puede interesar: