La mayoría de los problemas de próstata son curables si se tratan a tiempo. Por ello, es importante realizar los exámenes médicos preventivos.
La mayoría de los problemas de próstata son curables si se tratan a tiempo. Por ello, es importante realizar los exámenes médicos preventivos.

Hoy se conmemora el , un mal oncológico que tiene mayor incidencia y mortalidad entre la población masculina. Siendo la segunda más común entre los hombres de todo el mundo, mientras que en Perú se detectan más de 4 mil casos de cáncer de próstata al año. Pese a eso, existe el temor de los varones para acudir al urólogo, debido a mitos infundados como la no aceptación del examen del tacto rectal y el riesgo de perder la .

El Dr. Luciano Núñez, urólogo oncólogo de la clínica Urozen, indica que en la actualidad aún persisten diversas creencias equivocadas en torno a los exámenes para la detección de cáncer de próstata, como es el caso del tacto rectal, un procedimiento esencial que favorece el diagnóstico oportuno de esta enfermedad ya que ayuda a determinar el estado de la glándula prostática a través del tacto. “Es importante acudir a un centro urológico multidisciplinario donde además del examen de tacto rectal o la prueba del PSA se pueda abordar de manera integral el chequeo preventivo, así como el tratamiento oportuno de la enfermedad”, señala.

También lee: ¿Son peligrosos los golpes en los testículos?

Principales mitos con relación al examen de próstata

  1. El examen de tacto rectal es doloroso. Este es probablemente el mito más extendido en la población masculina. Lo cierto es que este procedimiento es sencillo y tiene una duración rápida de aproximadamente 5 a 15 segundos.
  2. Solo las personas de la tercera edad deben hacerse el examen. Si bien este examen debe realizarse de manera regular en varones a partir de los 50 años, puede iniciar mucho antes, por ejemplo, en quienes cuenten con antecedentes familiares de la enfermedad.
  3. Solo debe hacerse cuando hay presencia de dolor. El cáncer de próstata, en sus etapas iniciales, usualmente no se manifiesta con dolor o signos de molestia, por ello, es importante realizar chequeos preventivos para detectar algún problema prostático en las fases iniciales.
  4. El examen de próstata solo es rectal. El tacto rectal complementa otros exámenes como la prueba de PSA (antígeno prostático específico). Si los niveles de PSA están dentro de los valores normales probablemente no se requerirá realizar el tacto prostático, sin embargo, es el médico quien considerará las variables y aspectos clínicos de cada paciente para decidir si es necesario o no el mencionado examen.
Te puede interesar: Síntomas de embarazo en el hombre: Los futuros papás también los tienen

El apoyo de la pareja

Es importante el soporte emocional que brinda la pareja al momento de que el varón decida acudir con el especialista, en vista que los problemas de la próstata son estigmatizados frecuentemente la pareja puede tomar la iniciativa para que los varones busquen ayuda profesional para tratar alguna enfermedad urológica. También podrían buscar ayuda profesional con un psico andrólogo, en caso de que presenten algunos síntomas de los males urológicos más comunes en nuestro medio; el agrandamiento benigno de la próstata y el cáncer de próstata.

Antecedentes familiares

En opinión del médico especialista los varones mayores de 50 años, o de 40 años en caso de que tengan antecedentes familiares de cáncer de próstata, deben estar alertas a algunas señales de que algo anda mal con su próstata. Si bien el cáncer de próstata no presenta señales en sus etapas iniciales, cuando progresa se manifiesta mediante síntomas como; cambios urinarios (dificultad al orinar), sangre en la orina o semen, dolor lumbar o rigidez, así como fatiga, pérdida de peso y dificultad respiratoria asociada a metástasis pulmonar.

Disfunción sexual

Es importante mencionar que los tratamientos contra el cáncer de próstata (cirugía, hormonoterapia y radioterapia) pueden originar disfunción sexual eréctil, entre otros trastornos. En ese sentido, se recomienda que los pacientes que se sometan a alguno de estos tratamientos reciban, junto a su pareja, consejería sexual, además de oncológica; esto con la finalidad de tratar los efectos adversos asociados al tratamiento.

TEMAS DE INTERÉS: