Los celos son algo normal, inherente al ser humano, como lo es el sentido de propiedad; el problema se presenta en nuestro comportamiento, ya sea por las razones que producen nuestro malestar por celos. Foto: Pexels.
Los celos son algo normal, inherente al ser humano, como lo es el sentido de propiedad; el problema se presenta en nuestro comportamiento, ya sea por las razones que producen nuestro malestar por celos. Foto: Pexels.

Sentir celos es algo natural del ser humano y nos permite adecuarnos a determinados entornos. Sin embargo, la persona vive creyendo que su pareja la engaña todo el tiempo y no hace otra cosa que perserguirlo, revisar sus cosas o yendo a su trabajo está pasando por un irreversible que debe ser tratado mediante terapia psicológica y tratamiento psiquiátrico.

Conversamos con la psicóloga María Fe Maldonado de Estar Mejor, quien nos explica en esta nota sobre la definición de los celos y qué es la celopatía.

¿Qué son los celos?

De acuerdo a diversos especialistas, los celos son una respuesta a una ruptura del equilibrio emocional que surge cuando una persona percibe amenaza o siente la posibilidad de pérdida hacia algo que considera propio.

Es importante analizar qué tipo de respuestas tiene cada quien y sobre qué tipo de estímulos o detonantes, es decir, qué tipo de amenaza nos produce sensación de pérdida, y cómo reaccionamos ante eso. Por otro lado, debemos entender lo que cada quien interpreta por la palabra propiedad y cómo se comporta respecto de eso.

Los celos son algo normal, inherente al ser humano, como lo es el sentido de propiedad; el problema se presenta en nuestro comportamiento, ya sea por las razones que producen nuestro malestar por celos, si son justificados o no en pocas palabras, o por la manera en cómo nos comportamos producto de éstos, si nuestra reacción es acorde con el desencadenante o sobre reaccionamos.

¿Hay personas más propensas a sentir celos?

Todas las personas sentimos celos, es algo natural e inherente al ser humano, bastaría con observar el comportamiento de un niño pequeño cuando nace su hermanito menor. El problema no son los celos, sino el no saber qué hacer con ellos.

Dicho esto me voy a referir a las personas que sufren de malestar por celos o que pueden llegar a experimentar celos enfermizos. En estos casos, el común denominador sería que se trata de personas que tienen poca o que carecen de seguridad personal, que los conduce a sentirse insuficientes o menos que los demás. Estas son sensaciones muy profundas y dolorosas del inconsciente, por lo tanto difíciles de asumir; por ello, se tiende a disfrazar todo este malestar con comportamientos inadecuados, propios de alguien que sufre por celos.

¿La celopatía es una enfermedad?

La celopatía es un trastorno irreversible que conduce al paciente a pensar que su pareja le es infiel, llevándolo a ser incapaz de realizar actividades cotidianas por la necesidad de vigilarlo(a) o que conduce a tener un temor mórbido sobre ser engañado. Este trastorno debe ser tratado tanto mediante terapia psicológica tradicional y tratamiento psiquiátrico.

¿Es posible vivir sin celos?

Sentir celos es algo natural del ser humano y nos permite adecuarnos a determinados entornos. Por ejemplo, los celos que sienten los niños cuando nacen los hermanos son completamente normales y permiten que, de cierta manera, los padres busquen un balance entre todos los hijos y no solamente le den importancia al que ha nacido. Por otro lado, que romántico es observar a una pareja de ancianos que todavía se celen el uno al otro.

Vivir sin sentir celos sería negarnos una de nuestras capacidades y por lo tanto limitarnos. Más bien lo que hay que hacer es aprender a canalizar estos sentimientos y tratar de lograr crecimiento y evolución a partir de ellos, ya sea para comunicar mejor, para ser más atentos con los demás en nuestras relaciones y en general para lograr un mejor entorno.

¿Por qué no prosperan las relaciones amorosas donde los celos son una constante?

En general una persona extremadamente celosa es alguien que carece de seguridad personal, ya sea con relación a su aspecto físico, intelectual, social, laboral, etc. Ello lamentablemente trae consigo una serie de comportamientos que se interpretan como inadecuados (comparación, victimización, manipulación o sentido de pertenencia sobre el otro), volviéndola una persona muy difícil para establecer vínculos profundos.

En este caso, establecer una relación con alguien que constantemente siente celos, sin razón, sería muy difícil. De la misma manera que sería muy difícil establecer una relación saludable con alguien que constante y deliberadamente provoque celos en su pareja.

Consejos para vivir sanamente y sin celos.

Lo ideal para que una pareja pueda establecer un vínculo libre de celos innecesarios es que ambos se sientan cómodos, a gusto y satisfechos con los diversos aspectos de su vida: con su propio cuerpo, con su propio trabajo, con su propio círculo de amigos. Y de no ser así, que cada quien sea consciente de su propia capacidad para mejorar en los aspectos que sean necesarios.

Cuando uno siente plena seguridad y confianza de sus propias capacidades, sentir celos hacia la pareja es muy difícil, ya que no habría una necesidad o carencia personal que se desee subsanar mediante un comportamiento celoso. Los celos innecesarios reflejan inseguridades, y mientras menos inseguridades cada quien tenga, menor es la posibilidad de caer en ese círculo vicioso de los celos enfermizos.

*Enofrecemos el programa “Mejorar la relación en pareja” donde brindamos la ayuda que necesita.

Te puede interesar: