Un café para una 21K por las mañanas. Aportará una buena cantidad de antioxidantes.
Un café para una 21K por las mañanas. Aportará una buena cantidad de antioxidantes.

Millones de personas en el mundo toman una taza de al despertarse para iniciar su día con mayor energía. Seguramente tú seas una de ellas, pero si además comenzaste a practicar el deporte del en las mañanas, quizás te hayas estado preguntando si es conveniente mantener esa costumbre y la verdad es que no tienes nada de qué preocuparte. Por el contrario, según apuntan las investigaciones más recientes en nutrición, la cafeína puede aumentar tu rendimiento en más del 20% debido a que estimula tu sistema nervioso central, neuromuscular y metabólico, y permite obtener energía de las grasas, manteniendo su acción aún después del ejercicio.

LEE: Running: las mejores zapatillas para correr de 2021

Según un estudio publicado en el International Journal of Sport Nutrition and Exercise Metabolism, los atletas que consumían café aumentaron la resistencia y el rendimiento en cinco de nueve casos. La cafeína reduce también la percepción de esfuerzo y facilita la respiración, lo que hace que puedas correr más rápido. Lo ideal es que puedas tomarlo sin añadirle, leche, azúcar o edulcorante ya que podría disminuir sus beneficios. Un ‘espresso’ antes de entrenar sería más que suficiente. Recuerda que el café en exceso puede aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares o causar irritaciones estomacales. Estos son los 5 principales beneficios para corredores:

MEJORA TU SALUD

Si tu salud está en estado óptimo, tendrás menos problemas para correr. Según un estudio científico del 2015 del Comité Asesor de Guías Alimentarias de Estados Unidos, el café es parte de una dieta nutritiva y balanceada y afirma que hay muy fuertes evidencias que demuestran que el consumo moderado de cafeína puede reducir el riesgo de tener diabetes tipo 2, mal de Parkinson y enfermedades cardiovasculares. Además, evita coágulos sanguíneos, reduce el riesgo de cirrosis y osteoporosis. Eso sí, el consumirlo con leche o azúcar puede disminuir algunos de estos beneficios.

ESTIMULA TU CEREBRO

Estudios recientes han demostrado que el consumo moderado de café reduce el riesgo de padecer demencia y Alzheimer. La cafeína y el polifenol (un antioxidante presente en el café) previenen los efectos del envejecimiento y del declive cognitivo. Juntos, la cafeína y el polifenol, disminuyen la inflamación y la placa senil del cerebro. Con un cerebro sano y siempre alerta, estarás más preparado para acumular kilómetros.

AYUDA A LA RECUPERACIÓN

El consumo de café después de un ejercicio de larga distancia puede ayudarte también a recuperarte más rápido. Un trabajo de la Universidad de Illinois afirma que beber café puede aliviar el dolor muscular que aparece tras el ejercicio, pues la cafeína ayuda a bloquear los receptores que procesan el cansancio, fatiga y dolor muscular. Además, según la American Physiological Society, tomar cafeína después de entrenar puede mejorar la recuperación muscular si se consume junto a algún carbohidrato. La cafeína incrementa la absorción de glucosa por parte del intestino y, por tanto, cuando se consumen hidratos de carbono, se suministra una mayor cantidad a los músculos, completando sus depósitos.

TE HACE CORRER MÁS RÁPIDO

El consumo del café puede impactar directamente en tu rendimiento deportivo. El café puede incrementar tu fuerza hasta en un 6%, por eso incluso la Agencia Mundial Antidopaje lo tuvo entre sus sustancias prohibidas hasta el 2004. Los corredores que participaron en el estudio del Journal of Science and Medicine in Sport y tomaron cafeína antes de una carrera de 5 kilómetros mejoraron su tiempo en aproximadamente un 1% en comparación con otras pruebas donde no la consumieron. Eso significa que si tu marca en los 5 kilómetros es de 20 minutos, la cafeína podría hacer que la mejoraras en 12 segundos aproximadamente. La cafeína te da además la sensación de sentirte mucho más fuerte para afrontar esos kilómetros extra durante las mañanas. Además, el café cuenta también con vitamina B3, que contribuye a convertir los alimentos en energía, ayudándote a correr más rápido.

MIRA: Running: Los diez mejores alimentos para runners

MEJORA TUS MÚSCULOS

La cafeína también mejora el flujo sanguíneo en un 30% durante un intervalo de tiempo de 75 minutos. Los músculos necesitan oxígeno para funcionar, por ello una buena circulación sanguínea equivale a una mayor potencia muscular. Así que si te tomas un café antes de salir a correr, tus músculos funcionarán mejor durante la siguiente hora y cuarto. Tomar café aumenta la masa muscular y ayuda a mejorar la grasa de los músculos, lo que ayuda a tonificarlos y a reducir la grasa localizada en ciertas partes del cuerpo.

Así que ya lo sabes. Una buena taza de café sin azúcar para activarte por las mañanas y a recorrer las pistas.


TE PUEDE INTERESAR: