Salud: ¿Qué hacer si produces más leche de la necesaria para tu bebé?

Producir mucha leche materna puede provocar mastitis en la madre. Aquí cinco consejos para evitarlo. 

lactancia

lactancia

Una alternativa muy valorada es la donación de la leche materna: Esto se hace a través de los Bancos de Leche materna que hay en distintos distritos del país.

Uno de los problemas que ocurren en la lactancia es no tener suficiente leche, pero también sucede lo contrario. Con alguna frecuencia, sobre todo en las primeras semanas del postparto, hay mujeres que tiene una superproducción de leche , es decir, producen más leche de la necesaria para el bebé.

Esto puede traer ciertos inconvenientes tanto para la madre como para el hijo. La madre puede tener un mayor riesgo de eventuales grietas del pezón y de mastitis. Al bebé puede causarle cierto atragantamiento cuando la salida de la leche es muy fuerte, además, también puede generar un aumento de gases.

Según Yda Gamarra Ginecobstetra de Pigeon Perú, expertos en artículos para el cuidado del bebé y la mamá, hay una serie de medidas que pueden prevenir estos efectos, a la vez que gradualmente el cuerpo humano disminuye la superproducción de leche, sincronizando la producción de acuerdo a la demanda del bebé:

1.- Antes de amamantar puedes extraerte un poco de leche: Ya que el pecho puede encontrarse duro por tanto acumulo de leche, puedes extraerte un poco de leche para facilitar al bebé la toma de la aureola.

2.- Disminuye la ingesta de líquidos: Por ser una sustancia compuesta también por agua, la ingesta de líquidos debería ser controlada.

3.- En lo posible dar sólo un pecho por vez: Es decir, el bebé deberá tomar de un solo pecho hasta vaciarlo, esto beneficiará también al bebé ya que ingerirá no sólo la primera leche, sino también la segunda con gran contenido graso, además ingerirá una menor toma de lactosa por mamada, lo que le permitirá la disminución de gases y cólicos.

4.- Para aliviar las molestias, puedes aplicarte compresas frías tras la toma: El frío tiene un efecto vasoconstrictor y antiinflamatorio–, y calor seco o darte una ducha templada antes de ofrecerle el pecho para favorecer la salida de la leche.

5.- En caso de dolor insistente y prolongado, consulta con tu médico: La posibilidad de tomar algún analgésico o antiinflamatorio para reducir las molestias.

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter, y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.