Los enjuagues bucales deben ser usados con prudencia para evitar cambios en la percepción del gusto, adormecimiento en la mucosa bucal y pigmentación en los dientes.
Los enjuagues bucales deben ser usados con prudencia para evitar cambios en la percepción del gusto, adormecimiento en la mucosa bucal y pigmentación en los dientes.

Como todo en la vida, los excesos son malos. Incluso cuando se trata de la higiene bucal. Si a tule sumas el enjuague bucal, pero éste último lo utilizas varias veces al día y lo mantienes en la boca por mucho tiempo, incluso caes en el error de tragar un poco del producto con la idea de combatir, entérate qué lo estás haciendo mal. Y ese uso excesivo de estos colutorios, como también se les conoce a los enjuagues bucales, pueden causar efectos adversos en tu boca, dientes y sentido del gusto.

Según El doctor Hiroshi Concha, cirujano bucal y maxilofacial del hospital Alberto Sabogal de EsSalud, el uso por tiempo prolongado de estos colutorios puede generar cambios en la percepción del gusto, adormecimiento en la boca y pigmentación en los dientes, por lo que debe emplearse solo cuando hay una infección activa en la boca y por recomendación de un especialista.

LEE: ¿Miedo al dentista? Siete consejos para controlarlo

Sin embargo, indicó, que el activo llamado cloruro de cetilpiridinio al 0.05 por ciento, que se encuentra en algunos antisépticos medicados y en enjuagues bucales, no tiene efectos adversos y se puede usar cada 12 horas, en la mañana y en la noche después de cada cepillado, el resto de la vida. Por ello,

El uso adecuado del enjuague bucal

El especialista recomendó a las personas llevar una adecuada higiene bucal para , problemas en las encías, en los dientes, que potencian la carga bacteriana. Y para ello se debe cepillar los dientes luego de ingerir los alimentos por dos o tres minutos con una adecuada crema dental.

También sugiere el uso de un antiséptico bucal o colutorio manteniendo el líquido en la boca por un tiempo ideal de 30 segundos y que cubra toda la cavidad bucal y si es posible hacer gárgaras hasta que llegue a la zona orofaringe y pueda limpiar bien la parte posterior de la boca. Asimismo, visitar al cirujano dentista para restaurar piezas dentarias, hacer limpieza dental y tratamientos a fin de disminuir mucho más la carga bacteriana en la boca.

TE PUEDE INTERESAR: