Una vez que puedas conocerte y aceptarte, también empezarás a ser consciente de lo que realmente quieres compartir a nivel de pareja.
Una vez que puedas conocerte y aceptarte, también empezarás a ser consciente de lo que realmente quieres compartir a nivel de pareja.

El yoga es la disciplina milenaria de la India cuyo impacto positivo puede manifestarse a nivel físico, mental y también en el plano emocional. Por ello, en el marco de las celebraciones por el Día del Amor y la Amistad, Karla Luna, creadora de www.laalyoga.com, nos dice cómo esta disciplina puede ayudarnos a mejorar nuestros vínculos afectivos con nuestros seres queridos.

1. Fomenta el autoconocimiento. El yoga es la disciplina cuya práctica involucra sesiones de ejercicios físicos, mediante la ejecución de posturas, y momentos de entrenamiento mental y espiritual, a través de la meditación y la sincronización con nuestra respiración. Con la práctica constante irás tomando consciencia de cada parte de tu cuerpo, conocerás tus potenciales a nivel mental y reconectarás con tu esencia.

2. Hace que te aceptes tal y como eres. A partir de esa observación constante sobre tu cuerpo, mente y tu ser; empezarás a desarrollar la aceptación. Lo cual implica abrazar aquellas partes con las que más disfrutas y también aquellos lados con los que no te sentías tan cómodo.

3. Mejora tu autoestima. Se dice que solo se puede amar lo que uno conoce. Por ello, el yoga puede ser una herramienta de acompañamiento para ayudarte a trabajar tu autoestima y tu valoración propia. A partir del autoconocimiento podrás observarte completamente; tal y como eres, sin juzgarte.

El yoga puede ser una herramienta de acompañamiento para ayudarte a trabajar tu autoestima.
El yoga puede ser una herramienta de acompañamiento para ayudarte a trabajar tu autoestima.

4. Te ayuda a aceptar a los que te rodean. Las sesiones de yoga también son un entrenamiento constante para estar presentes y ser parte del momento en el que uno se encuentra así la situación no sea necesariamente como quisiéramos. Ese mismo entrenamiento, podrás aplicarlo poco a poco a tus relaciones más cercanas y te ayudarán a amar a tus seres queridos tal y como son.

5. Del amor propio al amor en pareja. Una vez que puedas conocerte y aceptarte, también empezarás a ser consciente de lo que realmente quieres compartir a nivel de pareja. A partir de ahí quizás empieces a entender cuáles son los puntos que puedes mejorar sobre tu relación con la persona que te acompaña.

6. Hará que sobrelleves las crisis de pareja. Si eres de los que han atravesado una crisis de pareja durante la temporada de confinamiento; el yoga podría ser una alternativa para que puedan reconectar haciendo una actividad en conjunto donde podrán practicar posturas que refuercen el trabajo en equipo y la confianza en el otro.