Seis consejos para meditar y reducir el estrés

Con solo 20 minutos diarios de meditación puedes lograr un mejor manejo de situaciones de estrés

bienestar

bienestar

El objetivo principal de la meditación es concentrarse y poco a poco relajar la mente hasta liberar la conciencia.

Bienestar. A pesar de los múltiples beneficios para la salud que ofrece la meditación son pocas las personas que las practican, Para muchos  esta técnica de relajación no es lo suficientemente atractiva como para llamar su atención y ponerla en práctica. 

Al igual que una rutina de ejercicio físico , en la meditación no es necesario emplear una gran cantidad de tiempo, de hecho bastan 20  minutos, incluso menos, para comenzar a meditar. Puedes hacerlo antes de ir al trabajo, antes de dormir o luego de un momento de muchos estrés

Si nunca antes has meditado, sigue estos consejos de la directora de Educación Física Mundial de Herbalife, Samantha Clayton, que   brinda algunas técnicas de relajación que ayudan a encontrar un equilibrio entre estar en forma y estar tranquilo. 

1. No pienses que necesitas un lugar completamente silencioso y aislado para practicar. En el mundo real, y especialmente en una casa con niños o en la oficina, encontrar silencio completo es casi una tarea imposible.

2. Intenta eliminar todas las distracciones importantes como teléfonos, pantallas y espacios ruidosos. Simplemente gira tu silla de oficina lejos de la pantalla. Si estás en casa, cierra la puerta de tu habitación.

3. No necesitas algún equipo especial (como una estera de yoga o mantas) porque se puede meditar en cualquier lugar. Entre menos cosas necesites, más fácil será tomar un momento rápido para practicar.

4. Intenta sentarte o acostarte en un lugar cómodo donde te encuentres relajado. Puedes mantener los ojos abiertos o cerrarlos, solo haz lo que te siente bien.

5. Concéntrate en tu respiración. Simplemente sé consciente de tu respiración y cómo se siente.

6. No empieces a tener pensamientos negativos cuando tu lista de quehaceres comienza a escabullirse en tu mente. Redirige tu enfoque de vuelta a tu respiración.

7. Ten una o dos palabras claves que te ayuden a relajarte o guiar hacia un sentido positivo de bienestar. No tengas una larga lista de afirmaciones o metas que pienses o digas en voz alta.

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter, y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.