Dejar de tener relaciones sexuales causa cierta apatía en esta esfera de nuestra vida, por lo tanto, cuanto menos sexo tengamos, menos deseo se despierta. Foto: Pexels.
Dejar de tener relaciones sexuales causa cierta apatía en esta esfera de nuestra vida, por lo tanto, cuanto menos sexo tengamos, menos deseo se despierta. Foto: Pexels.

¿Sabían que el dejar de tener trar consigo grandes desventajas? Y aunque ustedes no lo crean, esto es cierto, pues expertos señalan que al reducir las relaciones sexuales, la persona vive estresada, los órganos genitales se debilitan, tanto en el hombre como en la mujer, entre otras consecuencias.

La terapeuta sexual y psicoemocional dice que el sexo es salud, y aunque es una frase trillada, pero no deja de ser cierta. Labeneficia al cuerpo físico, emocional y psicológicamente.

Cuando tenemos sexo, el cerebro libera oxitocina, dopamina y serotonina, todas las sustancias que nos dan placer y bienestar.

¿Qué pasa cuando no tenemos sexo?

Pérdida del deseo

Cuando dejas de tener sexo vas perdiendo el deseo. Tu cuerpo produce menos dopamina, hormona encargada de activar el deseo sexual y de producir placer. Si no hay sexo, no hay hormona y sin hormona no hay deseo.

Aumenta el estrés

No tener sexo aumenta la presión sanguínea y del cortisol, hormona que se libera como consecuencia del agobio y la angustia.

Debilita la unión de la pareja

Las parejas que dejan de tener relaciones sexuales, comienzan a tener un distanciamiento tanto físico como emocional.

Los genitales se debilitan

La falta de sexo puede traer problemas a nivel genital tanto en los hombres como las mujeres. Lo genitales son músculos y al no ser ejercitados lentamente, pueden atrofiarse. En el caso de los hombres esto puede generar problemas de erección. En las mujeres puede ocasionar falta de elasticidad en la vagina resultando en menor sensibilidad y dolor a la hora tener sexo.

Recuerda

Aunque no tengas pareja, hay muchas formas de disfrutar tu sexualidad. Por ejemplo con tus manos.

Te puede interesar: