Al excitarse, la mujer emite un olor diferente que proviene de las llamadas feromonas, que emanan un olor característico durante el proceso de la excitación.  Foto: Pexels.
Al excitarse, la mujer emite un olor diferente que proviene de las llamadas feromonas, que emanan un olor característico durante el proceso de la excitación. Foto: Pexels.

El cuerpo experimenta una serie de procesos cuando se estimula , que van más allá de la erección en los hombres y la lubricación en las mujeres. Muchas veces el placer del momento no permite identificar todas estas señales de excitación. Sin embargo, es importante conocerlas y aprender de ellas para aprovechar y disfrutar al máximo.

Cuando las personas exploran su sexualidad descubren cosas increíbles de su cuerpo que quizás desconocían. La terapeuta sexual y psicoemocional,nos explica qué es lo que sucede con cada parte del cuerpo de la mujer cuando se excita:

Cerebro:

En el momento en que tu cerebro detecta erotismo, tus vasos sanguíneos se expanden y se dirige más sangre hacia tu zona pélvica. El aumento de circulación estimula las secreciones vaginales, lubricante natural a base de proteínas y aminoácidos.

Vulva

La vulva se engrosa y miles de terminaciones nerviosas se encienden en las áreas más sensitivas de la genitalidad. Todo esto con un fin el de facilitar la penetración.

Clítoris

Los tejidos del clítoris se inflan y se ponen rígidos, esto muchas veces se considera una mini erección femenina. Al momento de mayor excitación el clítoris puede triplicar su tamaño. Al concluir con el acto sexual y el coito suele tardar algún tiempo en volver a su estado natural.

Cérvix

El cérvix suele ablandarse durante el sexo y si es estimulado correctamente se activa en el cerebro la misma zona de placer que se activan durante los preliminares.

Olor

Al excitarse, la mujer emite un olor diferente que proviene de las llamadas feromonas, que emanan un olor característico durante el proceso de la excitación.

Te puede interesar: