Al estar más tiempo juntos y relajados en casa, se esperaba que las ; sin embargo, estudios señalan que el deseo sexual en algunas ha disminuido considerablemente. ¿Cuál es el motivo?

El psicoterapeuta Diego Maestre explica que la libido se mantiene activa cuando la relación de pareja se encuentra llena de detalles y ambos se sorprenden. “La libido no aparece de manera espontánea, esta se potencializa porque nosotros la estimulamos, de lo contrario se mantiene baja. Ahora las parejas están cerca físicamente, pero lejos emocionalmente… esa situación hace que la relación se enfríe y el deseo sexual desaparezca”, enfatiza. Maestre indica que esto también sucede por:

  • Miedo. Ya sea a contagiarse o contagiar.
  • Estrés, ansiedad y depresión. Disminuyen el deseo sexual.
  • Insomnio. La toma de medicamentos ansiolíticos o estabilizadores del ánimo bajan la libido.
  • Falta de acuerdos. En la crianza de los hijos u organización de la casa. Eso genera desconexión emocional.
  • Rutina. Caen en la falta de detalles, sorpresas y seducción.

¿QUÉ HACER?

“Es importante que conversen sobre cómo se están sintiendo. Deben tener gran disposición de escuchar y sobre todo madurez para entender la situación. También es recomendable que busquen espacios a solas, es decir, sin hijos, labores, ni responsabilidades”, aconseja el experto.