Por: Sonia Obregón

El ‘sexting’ o ‘cibersexo’ se está convirtiendo en una práctica cada vez más común, sobre todo cuando la distancia mantiene alejada a las parejas. ¿Pero cómo es este ‘juego erótico’ y por qué puede convertirse en un verdadero drama si no consideramos los riesgos a los que nos exponemos?

Jorge Aguilar, docente de Computación e Informática de Cibertec, explica que el ‘sexting’ consiste en que una persona por voluntad propia envía mensajes, fotos o vídeos de contenido sexual a través del celular o computadora. “Suele enviarse por las redes sociales a alguien en particular, a un enamorado, ‘amigo cariñoso’. Las parejas que están separadas por el Covid-19 han recurrido a esta alternativa”, comentó a Trome.

MUCHOS RIESGOS

Afirmó que existen muchos riesgos en este tipo de juego, ya que quienes más lo practican son menores de edad, pero también hay adultos, como el caso del actor Andrés Wiese. “Muchos de los que lo hacen son gente emocionalmente inestable, que no concibe una situación de la soledad”, agregó.

Recordó que desde el momento que sale la información de tu móvil, pierdes el control de tu foto o video, y pueden hasta chantajearte. “Hay inescrupulosos que venden los famosos ‘pack’ de sus exenamoradas”, dijo. Agregó que la divulgación de imágenes íntimas puede ocasionar en las víctimas el ciberbullying, riesgos físicos, incluso acoso sexual y grooming. Este último se da cuando un adulto se contacta con un menor de edad para ganarse su confianza e involucrarlo en una actividad sexual.

SEPA QUE

  • No acceda a chantajes y evite contactar con desconocidos.
  • Bloquee sus fotografías en las redes sociales, algunas pueden ser comprometedoras.
  • Si tiene hijos, hable con ellos sobre los peligros que implican mandar un video o una imagen íntima