Para comprar un inmueble debes contar como mínimo con el 10 % del precio total de la vivienda como cuota inicial.
Para comprar un inmueble debes contar como mínimo con el 10 % del precio total de la vivienda como cuota inicial.

Con la liberación total de la CTS y el , muchas personas cuentan con un dinero extra, el cual podría servir para la cuota inicial de una vivienda. En este contexto, Properati, portal de compra y alquiler de inmuebles, brinda 4 datos que debes considerar antes de hacerlo:

1. Infórmate de los créditos hipotecarios. Existen dos tipos de créditos hipotecarios para la compra de una vivienda: el Crédito Hipotecario MiVivienda y el Crédito Hipotecario Regular. Consulta en tu entidad financiera.

MIRA: INFOCORP: ¿Cómo acceder al reporte de deuda en el Sistema Financiero?

2. Revisa cómo está tu. Los bancos buscarán asegurarse en lo posible de que la persona solicitante sea cumplida al pagar el crédito hipotecario. Si tienes deudas atrasadas, no serás un buen candidato.

3. Averigua bien sobre la cuota inicial. Para comprar un inmueble debes contar como mínimo con el 10 % del precio total de la vivienda como cuota inicial. Sin embargo, la inmobiliaria es la que da la facilidad de una inicial menor y la diferencia puede ser pagada hasta la entrega del mueble.

4. Busca mejores tasas de interés. Al momento de comparar los tipos de tasas que ofrecen los bancos, es importante revisar la cuota mensual final a pagar. Algunas entidades financieras cobran adicionalmente diferentes seguros, fíjate bien.

MÁS INFORMACIÓN: Banca celular: 3 tips para crear claves seguras y cuidar tu dinero

Sabías que...

Si existe alguna deuda con un atraso mayor a 6 meses, la otorgará una calificación negativa en el sistema (riesgo muy alto).


TAMBIÉN PUEDES LEER:

Ahora que ya puedes retirar tu CTS, ¿cómo puedes utilizar bien ese dinero?

Puede ayudarte a pagar una deuda, adquirir un inmueble o hacer negocio. Sin embargo, antes de hacerlo es mejor que evalúes bien si es necesario retirar toda tu platita o solo una parte.

No uses la platita de tu CTS para viajes de entretenimiento o compras que no son de vital importancia ahora.
No uses la platita de tu CTS para viajes de entretenimiento o compras que no son de vital importancia ahora.

Tras cumplirse el plazo previsto, el Poder Ejecutivo publicó hoy martes 4 de mayo el reglamento para el retiro del 100 % de la  vigente hasta el 31 de diciembre de este año, fin de cubrir las necesidades económicas causadas por la pandemia.

Sin embargo, para disponer de ese dinero debemos tener un plan previo. “Antes de retirar este beneficio hay que analizar si realmente lo necesitamos”, aconseja Alfredo Marín, subgerente de BanBif. Aquí algunas situaciones en las que puedes utilizar tu :

1. Amortizar o cancelar una deuda. Ya sea para deudas atrasadas o por vencerse. No uses la platita de tu CTS para viajes de entretenimiento o compras que no son de vital importancia ahora.

2. Comprar un inmueble. Puede servirte para la cuota inicial de un departamento, financiado con un crédito hipotecario.

3. Iniciar un negocio. Trata de no usar todo el dinero de tu CTS, deja un monto (tipo fondo de emergencia). Evalúa bien tu emprendimiento y lánzate, pero con los ojos bien abiertos.

4. Estudiar. Puedes tomar algunos cursos para tener más oportunidades en un puesto laboral.

¡Presta atención!

Para disponer de la CTS, la entidad financiera (banco, caja municipal, caja rural), una vez que reciba la solicitud de desembolso deberá realiza la transferencia en un plazo no mayor de dos días hábiles. Recuerda que puedes hacer un retiro parcial o total del dinero, tú decides.

Además, el trabajador podrá solicitar, se aconseja que sea por vía remota para reducir las aglomeraciones, que la entidad financiera que actúa como depositaria de  efectúe el desembolso mediante transferencias a las cuentas del trabajador (tú mismo podrás indicar dónde quieres que transfieran tu dinero).