Nada en exceso es saludable y esto también rige para el uso del . Jorge Guerra Chávez, médico general de Solidaridad Salud, señala que el uso continuado de estos equipos telefónicos provoca nuevas patologías. Veamos cuáles son:

Desgaste cerebral. Está demostrado que el celular, entre llamadas, mensajes y alertas, suena alrededor de cien veces al día, lo que incrementa el estrés y reduce la calidad de sueño.

Disminución de la agudeza visual. El brillo de las modernas pantallas Led provoca irritación y enrojecimiento en los ojos, sobre todo cuando se usa el equipo en una habitación poco iluminada y a menos de 30 centímetros.

Mala postura. El agacharnos a cada rato para teclear, hace que los músculos de la columna cervical se contracturen. Lo mejor es acercar la pantalla a la altura de los ojos.

Adormecimiento del brazo. El flexionar esta extremidad para chatear impide la circulación sanguínea y ocasiona inflamación de un tendón.

Sordera. Utilizar audífonos para contestar llamadas o escuchar música a alto volumen afecta el nervio auditivo y reduce la capacidad de escucha.

tags relacionadas