No se trata de modales, sino de sentir la máxima sensación cuando se toma una cerveza (Foto: Freepik)
No se trata de modales, sino de sentir la máxima sensación cuando se toma una cerveza (Foto: Freepik)

Son muchas las personas a quienes les agrada tomar una . Ya sea en un evento social, reunión familiar, al terminar de jugar un partido de fútbol o para pasar un buen rato, lo primero que se le viene a la mente de todos es pedir esta bebida.

Y aunque para algunos su sabor amargo no es el más agradable, lo cierto es que cada vez más la gente la prefiere.

Sin embargo, cuando estás consumiéndola, sin darte cuenta cometes algunos errores el instante en que la sirves o bebes. El portal publicó un artículo en el que dio a conocer las prácticas que se deben evitar.

La cerveza ​ es una bebida alcohólica, no destilada, de sabor amargo (Foto: Freepik)
La cerveza ​ es una bebida alcohólica, no destilada, de sabor amargo (Foto: Freepik)

CONSERVARLA POR MUCHO TIEMPO

A pesar de que esta bebida alcohólica no tiene fecha de caducidad, debe consumirse en un tiempo no muy lejano, pues si uno la guarda en condiciones inadecuadas como calor o cerca de la luz puede afectar sus propiedades y calidad.

Es recomendable conservarla en un lugar oscuro y que las botellas, latas o barriles se encuentren bien cerradas

TOMARLA DIRECTO DE LA BOTELLA

De preferencia, evite beber la de la misma botella para que pueda disfrutar de su aroma y sabor únicos.

Sírvala en un vaso o copa, no interesa si es comercial o artesanal. Con esta acción, la cerveza comenzará a perder gas, los aromas se volatilizarán y le permitirá apreciar mejor sus cualidades organolépticas.

La cerveza se fabrica con granos de cebada germinados u otros cereales cuyo almidón se fermenta en agua con levadura y se aromatiza a menudo con lúpulo, entre otras plantas (Foto: Pixabay)
La cerveza se fabrica con granos de cebada germinados u otros cereales cuyo almidón se fermenta en agua con levadura y se aromatiza a menudo con lúpulo, entre otras plantas (Foto: Pixabay)

TODOS LOS TIPOS DE CERVEZA A LA MISMA TEMPERATURA

De acuerdo con los grados de temperatura en los que pongas una cerveza, esta puede disminuir o aumentar su aroma y sabor.

Y aunque casi todos la prefieren bien helada, hay que tener en cuenta de que algunos de sus componentes pueden variar. Por ello, es importante saber que cada cerveza tiene su temperatura ideal. El portal recomienda que las cervezas con poca graduación deben servirse más frías que las fuertes.

CONGELAR EL VASO

Muchas personas tienen la idea de que si meten a la nevera sus vasos sentirán un sabor especial en su cerveza, además de considerar que la mantendrá helada. Deja de hacer eso, pues cuando uses la refrigeradora, lo único que podrías ocasionar será contaminar el recipiente donde lo vas a tomar, ya que se impregnará el aroma de los alimentos que tienes ahí. Lo mejor es que pases tus vasos por agua fría.

Asimismo, se te pide que no le agregues hielo; si lo haces, alterarás su sabor. De lo que se trata es de disfrutes su sabor y olor originales.

En lugar de congelar el vaso, mejor pasarlo por agua fría (Foto: Pixabay)
En lugar de congelar el vaso, mejor pasarlo por agua fría (Foto: Pixabay)

DEMASIADA ESPUMA

Los expertos mencionan que la espuma ideal en un vaso debe ser de uno o dos dedos, no más. Lo mejor es que siempre tenga espuma para evitar la oxidación y se escape el gas de la cerveza. El primer golpe de espuma, si es de barril debe descartarse, si no, no hace falta.

  • De barril. Al momento de servir, el vaso tiene que estar inclinado haciendo un ángulo de 45°, luego llenarlo hasta el 75% de su capacidad y posteriormente servirlo en posición vertical.
  • De botella. Se debe dejar el vaso en la misma posición y elevar la botella unos 7 centímetro, dejar que la cerveza caiga en el centro.