Un cambio a la rutina eleva la productividad, pero sin olvidar la responsabilidad laboral.
Un cambio a la rutina eleva la productividad, pero sin olvidar la responsabilidad laboral.

A raíz de la pandemia del COVID-19, el panorama en el campo laboral ha cambiado significativamente. Con las organizaciones operando a distancia, la  indica que hay un 89% de empresas peruanas que evalúan continuar con el a lo largo de 2021. Y, aunque esta es una buena medida para contrarrestar el impacto del , hay estudios que indican que el confinamiento produce consecuencias en los niveles de estrés de las personas.

Para revertir ello, Hugo Paredes, gerente general de HughesNet Perú, señala que actualmente muchas personas están adoptando la tendencia del workation, una nueva modalidad que combina el trabajo (work) con vacaciones (vacation).  Se trata de teletrabajar en lugares vacacionales por una temporada más prolongada; lo que significa que los limeños pueden hacer de sus playas favoritas su nuevo lugar de trabajo en este verano.

Esto favorece a darle un cambio a la rutina, aprovechando estos meses para desconectarse de la ciudad, elevando su productividad, pero sin olvidarse de la responsabilidad laboral. Vale decir que hay trabajadores autónomos que se mudan de un lugar a otro para establecerse por temporadas. Sin embargo, para tomar esta decisión, hay algunos factores que se deben considerar.

Paredes resalta que entre los servicios más valorados por este público es una buena . En zonas de playa se suele tener inconvenientes de cobertura y la velocidad puede decaer, lo que no podría interrumpir la continuidad de la jornada laboral. Para evitar este tipo de situaciones, es recomendable elegir un servicio de Internet rápido y estable. Es aquí, donde el Internet satelital se convierte en la mejor opción.

Así como asegurar una buena conectividad es importante, también elegir un lugar que pueda ofrecer una estancia confortable. Para ello, los precios de arrendamiento influirán en el tiempo de estancia de los usuarios. Actualmente, la demanda en Lima está concentrada en Punta Hermosa y Punta Negra.