Durante el orgasmo y la eyaculación se pueden expulsar los cálculos renales, según investigación. Foto: ¡Stock.
Durante el orgasmo y la eyaculación se pueden expulsar los cálculos renales, según investigación. Foto: ¡Stock.

Algunos residuos de la orina pueden formar cálculos que se quedan y crecen en el interior de la vejiga o el formando ‘piedras’ que pueden causar terribles dolores.

MÁS INFORMACIÓN: Salud: Los males del riñón son enemigos silenciosos...¡Mucho cuidado!

Entre los tratamientos están la extracción por cirugía, el ultrasonido y, en caso de que se trata de cálculos pequeños -que pueden seguir causando molestias-, se recomienda beber mucho líquido y a tomar unos medicamentos que ayudan a que los cálculos salgan de forma natural al relajar los músculos del tracto urinario.

Sin embargo, en la revista The Journal of Sexual Medicine, médicos de Indonesia señalaron que la contracción y relajación del cuello de la vejiga -que se produce durante el orgasmo y la eyaculación- también podría ayudar a expulsar los cálculos renales.

Esto se debe a que, al relajarse los músculos, se favorece el paso de la orina a través de la uretra, junto con los cálculos renales.

MÁS INFORMACIÓN: Teletrabajo: Los males urinarios que complicarían su salud

Los urólogos de la Universitas Airlangga de Surabaya revisaron cinco estudios sobre el tema. Incluyeron a 406 participantes a los que se les dijo que tuvieran relaciones sexuales o se masturbaran tres o cuatro veces por semana o que se abstuvieran de cualquiera de las dos actividades.

El doctor Yudhistira Pradnyan Kloping y su equipo examinaron cómo afectaban los actos sexuales al número de cálculos renales expulsados en cada grupo y al tiempo que tardaban en hacerlo.

RESULTADOS DEL ESTUDIO

Los resultados muestran que la tasa de expulsión fue 5,7 veces mayor en el grupo de actividad sexual. Y también se esperaba que los cálculos fueran expulsados más rápidamente entre los que tenían relaciones sexuales o se masturbaban.

Mientras tanto, el número de personas que necesitaron alivio del dolor debido a los cálculos renales fue un 62% menor en el grupo de actividad sexual. Y la proporción de personas que necesitaron un tratamiento con láser para romper el cálculo fue una quinta parte menor.

Los cálculos se pueden desarrollar cuando la vejiga no se vacía completamente. Foto: ¡Stock.
Los cálculos se pueden desarrollar cuando la vejiga no se vacía completamente. Foto: ¡Stock.

Los investigadores concluyeron: ‘Mantener relaciones sexuales o masturbarse de tres a cuatro veces por semana es beneficioso para promover la expulsión espontánea de los cálculos ureterales distales’.

Los riñones se encargan de eliminar los productos de desecho de la sangre filtrando unos 150 litros al día. La sangre limpia se devuelve al cuerpo, mientras que los productos de desecho se eliminan a través de la orina. Sin embargo, las personas que no beben suficiente líquido, toman ciertos medicamentos o tienen una enfermedad subyacente corren el riesgo de que se formen grumos duros de productos de desecho.

SÍNTOMAS

Los síntomas incluyen dolor en el costado de la barriga, dolor intenso que aparece y desaparece y sensación de malestar o vómitos.

Una vez que se ha formado un cálculo renal, suele trasladarse a la vejiga por sí solo en unas semanas, lo que permite al organismo eliminarlo a través de la orina.

Las personas pueden reducir el riesgo de sufrir cálculos renales bebiendo mucha agua y asegurándose de que la orina es de color pálido, señal de que están bien hidratados.

TE PUEDE INTERESAR: