El objetivo de contar con un adecuado régimen de alimentacion en el adulto mayor es mantener un óptimo estado de salud, que le permita cubrir las necesidades nuricionales que su cuerpo requiere. Foto: Pexels.
El objetivo de contar con un adecuado régimen de alimentacion en el adulto mayor es mantener un óptimo estado de salud, que le permita cubrir las necesidades nuricionales que su cuerpo requiere. Foto: Pexels.

Al alcanzar cierta edad, el organismo comienza a responder más lento a diversos estímulos que genera el cuerpo. Es a partir de los 60 años que se forja la población de la tercera edad; bajo este marco se debe ser más consciente y saber que en esta etapa las personas son más propensas a presentar diversas afecciones físicas, así como una escasez de nutrientes. Es importante tomar en cuenta el tipo de alimento que se ingiere y empezar a cuidarse en todo sentido, ya que es muy probable que la fuente de malestar pueda estar en una dieta no equilibrada.

Sylvia Rodriguez, nutricionista del equipo Magnesol, nos cuenta cuáles son los beneficios que estos componenten pueden traer al organismo, si son incluidos en la alimentación del adulto mayor.

1. Alivia el dolor de espalda y cuello:

Durante esta etapa es muy común que se presenten dolores en espalda baja, omoplatos, y dorsales; más aún, si existe una deficiencia de magnesio en el organismo, ya que este mineral es el encargado de proporcionar la relajación de musculatura y prevenir lesiones. Por eso, prueba incluyendo en tu dieta productos de soya tales como harina o tofu, junto con semillas y frejoles. Si con estos alimentos aún no se logra cubrir la dosis diaria recomendada, se puede recurrir a un suplemento que contenga magnesio dentro de sus componentes.

2. Aumenta respuesta del sistema inmune:

Contar con niveles bajos de zinc en el cuerpo, especialmente en un adulto mayor, lo deja expuesto ante diversas enfermedades virales, ya que su sistema inmune no está reforzado. Por eso, es importante optar por una dieta equilibrada priorizando este componente, el cual se puede encontrar en alimentos como la lentejas, semilla de lino, trigo o a través de un suplemento nutricional.

3. Mineraliza los huesos:

Se refiere a la propiedad de resistencia ósea a las fracturas. El zinc es un elemento vital en la protección de los huesos, tanto como el calcio, especialmente cuando se refiere a un adulto mayor. Por eso, se recomienda ingerir el porcentaje adecuado de zinc en sus comidas. Algunos alimentos que lo contienen son: avena, almendra y albahaca.

4. Disminye la resistencia vascular:

La hipertensión es uno de los principales factores de riesgos para las enfermedades cardiovasculares. Por eso, una buena alimentación es primordial para prevenir dicha enfermedad.

El objetivo de contar con un adecuado régimen de alimentacion en el adulto mayor es mantener un óptimo estado de salud, que le permita cubrir las necesidades nuricionales que su cuerpo requiere.

Te puede interesar: