Según un estudio, los orgamos combinados son, en realidad, la forma más común en que las mujeres alcanzan el orgasmo durante el sexo penetrativo. Alrededor del 54% de las mujeres suelen combinar la penetración y la estimulación del clítoris para alcanzar el orgasmo. Foto: Pexels.
Según un estudio, los orgamos combinados son, en realidad, la forma más común en que las mujeres alcanzan el orgasmo durante el sexo penetrativo. Alrededor del 54% de las mujeres suelen combinar la penetración y la estimulación del clítoris para alcanzar el orgasmo. Foto: Pexels.

Con el pasar de los años, muchas personas han empezado a salir del clóset, pues existe tanta información especializada, que nos despierta la curiosidad de querer conocer más sobre nuestra sexualidad, lo cual es muy bueno, pues de esta manera se podrá disfrutar sanamente y responsable del sexo.

La autora del libro ‘El Placer de Conocerte’, Raquel Rottmann, describe seis tipos de orgamos y los explica de esta forma, tome nota:

Clítoral:

Si dejamos de lado el cerebro, el clítoris puedes considerarse el centro del placer. Aproximadamente, tres de cada cuatro personas con vulva necesitan estimulación directa del clítoris para poder lograr un orgamos.

Del Punto G:

No es un punto, es una zona que se encuentra cuando insertas uno a dos dedos dentro de la vagina con la palma de la mano hacia arriba-en posición “ven aquí”-. Alrededor de dos pulgadas en el interior, deberías sentir un punto donde el tejido es ligeramente más áspero o con más textura que la pared vaginal. Aplicar presión en esta zona puede ser muy placentero.

Algunos sexólogos argumentan que los orgasmos del punto G se logran simplemente a través de una estimulación que involucra el clítoris, la uretra y la vagina, y lo clasifican simplemente como un orgasmo de clítoris o un orgasmo mixto. Hay quienes no disfrutan de la estimulación del punto G porque les es muy intensa o incómoda.

Mixto

Un orgasmo combinado se logra al estimular tanto el clítoris como el interior de la vagina al mismo tiempo. Por razones obvias, estos orgasmos se sienten más intensos y duran más tiempo. Según un estudio, los orgasmos combinados son, en realidad, la forma más común en que las mujeres alcanzan el orgasmo durante el sexo penetrativo. Alrededor del 54% de las mujeres suelen combinar la penetración y la estimulación del clítoris para alcanzar el orgasmo.

Del cérvix

Se puede llegar a este orgasmo con una penetración profunda. Para algunas personas, esta zona puede ser bastante sensible y la estimulación puede sentirse dolorosa en vez de placentera. Otras confiensan haber tenido orgasmos intensos cuando logran estimular la zona.

Del Punto U

“U” de “uretra”. ¿Sorprendida? La uretra está rodeada por el clítoris. Cuando se estimula la uretra, el tejido eréctil que rodea la apertura se llena de sangre. Esta suelta el famoso fluido prostático que ha ganado la fama de squirt. El squirt y la eyaculación femenina no son lo mismo. Aunque ambos son caracterizados por la expulsión de líquido durante el sexo, el squirt es provocado por estimulaciones específicas y la eyaculación femenina es una reacción involuntaria. El squirt sale en chorros de las glándulas de Skene, localizadas en la parte de abajo de la uretra, y la eyaculación femenina puede salir en gotas de la misma vagina, haciendo que toda la zona genital se sienta lubricada.

Anal

Un orgasmo anal es una experiencia intensa. Muchas personas han descubierto que tienen orgasmos más fuertes cuando exploran su zona anal debido a la cantidad de nervios sensibles concentrados en esta zona. Así como en todos los encuentros sexuales, los juegos previos antes de la penetración, ya que el ano no se autolubrica, es básico usar un lubricante.

Te puede interesar: