Hablar otro idioma significa también acercarse y entender otras culturas y formas de pensar. Foto: iStock.
Hablar otro idioma significa también acercarse y entender otras culturas y formas de pensar. Foto: iStock.

El poder hablar y comunicarse con personas en otro idioma fomenta la independencia, aprendizaje, descubrimiento de otras culturas y mejora las oportunidades laborales. Pero, ¿por qué es importante promover un segundo idioma desde ?

MIRA ESTO: ¿Cómo guiar a tus hijos para que sean buenos hermanos?

Según los especialistas de Ediciones Corefo, en los primeros años de vida se generan infinidad de conexiones neuronales que, posteriormente, se traducirán en aprendizaje y desarrollo de habilidades sociales, emocionales, motoras, cognitivas y lingüísticas. “Cuando un niño aprende un segundo idioma, todo sucede en un contexto natural, con metodologías implícitas y una gran cantidad de factores productivos para el pequeño. Los niños aprenden fundamentalmente por imitación y observación”, comentaron.

TE PUEDE INTERESAR: ¿Qué sienten los hijos cuando los padres se separan?

Por esto, los expertos explican cinco ventajas para que tus hijos aprendan un segundo idioma:

1. Aumenta las capacidades cognitivas. Según un estudio del Instituto de Aprendizaje y Ciencias del Cerebro de la Universidad de Washington, hasta los siete años de edad resulta mucho más sencillo aprender dos idiomas y manejarse al mismo nivel con ambos. Además, señalan que a partir de los ocho y hasta los 18 años, el aprendizaje pasa a ser ‘más académico y lento’ y resulta más difícil hablar un segundo idioma con la misma naturalidad que nuestra lengua materna.

2. Incrementa las capacidades en la lengua materna. Aprender un idioma extranjero nos ayuda a comprender mejor la gramática de nuestra lengua materna. Asimismo, cuando un niño aprende dos lenguas al mismo tiempo, consigue que su cerebro tenga una organización totalmente diferente, preparándose para tener que memorizar más información, además de organizarla de una forma más eficiente, para poder acceder a ella rápidamente y sin ningún esfuerzo.

3. Mejora las capacidades analíticas y creativas. Un estudio publicado en el International Journal of Bilingualism demostró que, entre los 121 niños observados, los niños bilingües obtenían mejores resultados en cálculos mentales y resolución de problemas.

4. Retrasa la aparición del Alzheimer. Según los resultados presentados en un Congreso de la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia, el bilingüismo retrasaría la aparición de los primeros síntomas del Alzheimer.

5. Amplía la apertura mental. Hablar otro idioma significa también acercarse y entender otras culturas y formas de pensar. Regalarles una segunda lengua a los niños les permitirá tener una mayor apertura de espíritu para entender el mundo diverso en el que viven.

MÁS OPORTUNIDADES

Finalmente, los especialistas de Ediciones Corefo, señalan que, en la actualidad, los niños y jóvenes aprenden un segundo idioma de un modo natural, ya que los centros de idiomas promueven una metodología activa, comunicativa, lúdica y enfocada a la acción. Además, dominar al menos 2 lenguas ofrece la posibilidad de acceder a programas de estudios en el extranjero, así como optar por mejores puestos de trabajo y aumentar oportunidades de ascenso profesional.

MÁS INFORMACIÓN: