Un sitio alborotado hará que se sientan abrumados y pierdan la concentración durante sus clases virtuales.
Un sitio alborotado hará que se sientan abrumados y pierdan la concentración durante sus clases virtuales.

A diferencia de los niños de inicial y primaria, que hay que estar detrás de ellos y cuidar que no pierdan la concentración, los chicos de secundaria deben ser responsables de su propia motivación para aprovechar las .

LEE: Psicólogo de Harvard declara que el ser humano tiene 8 tipos de inteligencia.

La youtuber Cristina Asai señala que depende de los propios estudiantes aprender, sacar buenas notas y aprobar el año. “En las clases online no habrá nadie que les llame la atención, las clases virtuales son solo su responsabilidad”, advirtió.

Buenos consejos

- Tener un lugar de estudio. “Estudiar en la cama solo les dará flojera y se quedarán dormidos”, indicó.

- Mantener el lugar ordenado. Un sitio alborotado hará que se sientan abrumados y pierdan la concentración.

- Antes de estudiar, planeen algo que los haga felices al terminar la jornada. Por ejemplo: después de la clase comeré mi postre favorito.

- Hacer apuntes a mano. Usen colores. Organizar los apuntes ayuda a que luego tengan ganas de repasarlos y no los guarden en un cajón para no verlos nunca más.

- Tener cerca una . Evitará que se sientan cansados.

- Eliminar distracciones. Pueden descargarse apps que bloquean otras aplicaciones como Instagram, WhatsApp, Facebook... para que no las utilicen mientras están en clases. También pueden poner su celular en modo avión.

VIDEO RECOMENDADO:


TAMBIÉN PUEDE INTERSARTE:

¿Qué hacer si tu hijo almuerza con el celular en la mano?

El celular se ha convertido en un dispositivo muy importante para , tanto que no lo sueltan ni para almorzar. Sin embargo, este hábito no es bueno, ya que puede generar falta de concentración y autocontrol en los chicos. ¿Cómo lo evitas? La psicóloga del Proyecto BienEstar de la ONG Socios En Salud, Margot Aguilar, te brinda estos consejos:

1. Pon reglas claras y firmes. Explícale con palabras sencillas que no podrá usar el celular durante el almuerzo. No te dejes manipular con sus rabietas, recuerda que es por su bien. También habla con sus abuelos y diles que no lo consientan.

2. Enseña con tu ejemplo. Evita contestar llamadas o mensajes mientras estén comiendo. Si es algo urgente, levántate de la mesa y hazlo en otro lado. Al regresar, explica brevemente que se trató de una emergencia.

MIRA: Depresión en adolescentes: Identifica el problema y ayuda a tu hijo.

3. Anticipa al niño. Antes de almorzar ve diciéndole a tu retoño que ya debe ir dejando , que en unos minutos servirás la comida. Así el menor estará atento y sabrá que en cualquier momento tendrá que desprenderse del móvil.

4. Evita la agresividad. No grites ni le quites bruscamente el celular, esto empeorará la situación. Dile que debe respetar las normas y pídele el aparato con voz firme. Si no acepta, recálcale que su actitud provocará sanciones que no le gustarán.