Los jóvenes buscan constantemente oportunidades que les ayuden a desarrollarse profesionalmente mientras que estudian.
Los jóvenes buscan constantemente oportunidades que les ayuden a desarrollarse profesionalmente mientras que estudian.

Estudiar y trabajar es una realidad que miles de viven día a día; aunque puede parecer un reto para muchos, puede ser una etapa enriquecedora para aquellos que pueden organizarse y llevar una vida ordenada. En caso contrario, esta rutina diaria se puede convertir en una pesadilla y llenarte de estrés si no logras llevar un buen orden para avanzar en este mundo de oportunidades.

Actualmente, nuestro país goza de un bono demográfico y los jóvenes constituyen la mayor parte de la población económicamente activa. Según cifras de la Asociación de Institutos Superiores Tecnológicos y Escuelas Superiores del Perú (ASISTE Perú) en el Perú 5 de cada 10 estudiantes de educación técnico superior realizan estas dos actividades a la vez.

Sobre ese punto, Guillermo Sánchez, Director General de Certus, asegura que en estos tiempos no solo exigen , sino también profesionales preparados y con amplios conocimientos. Esto, a su vez, ha generado en los jóvenes una búsqueda constante de oportunidades que les ayuden a desarrollarse profesionalmente mientras que estudian. En el , brinda cinco recomendaciones que se deben tomar en cuenta si estudias y trabajas a la vez.

TE PUEDE INTERESAR: El 24% de jóvenes peruanos dejó de trabajar a raíz de la pandemia

Prioriza tus actividades. Al tener muchas actividades por cumplir, debes priorizar tus tareas en función a lo más urgente e importante. Empieza por los proyectos más relevantes y trata de organizarlos con varios días de antelación para evitar la presión del tiempo.

Prepara una lista de objetivos realistas. Antes de empezar tus actividades, ya sea de trabajo o de estudio, es importante realizar una lista con los objetivos que queremos lograr durante cada periodo. Esto te permitirá tener un panorama más claro de lo que estás realizando y te ayudará a organizar mejor tus tiempos.

Respeta los horarios y cuida tu salud. Es importante establecer tiempo para los estudios y el trabajo. Por ejemplo, cuando te encuentres en horario laboral, solo debes enfocarte en realizar las actividades que correspondan a ello. Asimismo, respeta los horarios para tus comidas y realiza pausas activas para mantener un buen estado de salud.

LEE: Los cambios psicológicos e intelectuales suelen tener los adolescentes

Elimina los factores de distracción. Identifica y elimina los distractores de tu rutina. Por ejemplo, el uso continuo de redes sociales puede desenfocarnos de nuestras actividades de estudios y trabajo. Para ello, debes establecer horarios para este tipo de actividades sin necesidad de afectar tus obligaciones.

Informa y comunícate. Trabajar y estudiar al mismo tiempo requiere de esfuerzo y disciplina. Por ello, es importante informar y mantener una comunicación activa con tus empleadores, docentes y compañeros. Así, puedes solicitar apoyo cuando lo requieras y, además, demuestras tus ganas de seguir creciendo personal y profesionalmente.