Para ir a hablar con tu jefe sobre un aumento de salario debes ir preparado y seguro de lo que quieres (Foto: Freepik)
Para ir a hablar con tu jefe sobre un aumento de salario debes ir preparado y seguro de lo que quieres (Foto: Freepik)

Cuando al fin logramos acceder a un puesto de trabajo, nos empeñamos por dar lo mejor de nosotros y hacemos todo lo posible, e incluso hasta lo imposible, para cumplir las metas que se ha trazado la . Y al final de mes vemos que nuestro esfuerzo valió la pena.

Así pasan los meses y años en los que nos mostramos muy productivos con las labores que nos encomiendan; sin embargo, pensamos que pese a todo lo mejor que damos, esto no se ve reflejado en nuestro salario.

Debido a esta situación, nos armamos de valor para ir con nuestro y pedirle un aumento, y aunque seamos conscientes de que lo merecemos, ciertas dudas rondan nuestra cabeza que nos hacen frenar justo cuando nos estamos dirigiendo a él.

¿Qué hacer en ese momento? Si nos dejamos dominar por el miedo, jamás obtendremos ese incremento que tanto hemos esperado, pero si vamos y no tenemos los argumentos para decirle por qué debería subirnos el sueldo, estaremos perdidos.

Pensando en estas personas, el portal publicó un artículo en la que da a conocer 10 reglas de persuasión para lograr ese aumento que tanto hemos soñado.

Para hablar de un aumento de sueldo se requiere un respaldo con documentos para demostrar por qué lo mereces (Foto: Freepik)
Para hablar de un aumento de sueldo se requiere un respaldo con documentos para demostrar por qué lo mereces (Foto: Freepik)

1. SEGURIDAD

Una vez que estés con tu jefe, míralo y dile muy seguro de lo que requieres, si expresas con certeza una actitud, esta se verá fortalecida. Caso contrario sucede si vas con miedo, pues generarás incertidumbre en tu pedido.

2. TEORÍA DE LA CONVERSIÓN

Quizá el estar solo delante de tu jefe para negociar tu salario te hará ver como alguien insignificante, pero no es así. Tú puedes llegar a influir en él, siempre y cuando estés seguro de lo que vas a decir y tus palabras sean efectivas.

3. TEORÍA DE LA MANIPULACIÓN DE LA INFORMACIÓN

Es conocida por romper deliberadamente una de las cuatro máximas conversacionales:

  • Cantidad: la información es completa.
  • Calidad: la información es veraz y precisa.
  • Relación: la información es relevante para la conversación.
  • Forma: la información se expresa de una manera fácil de entender y las acciones no verbales respaldan el tono de la declaración.

4. EL CEBO

Cuando uno va a conversar sobre un tema delicado como es el sueldo, este puede ser influenciado por estímulos que afectan la forma cómo diremos las cosas, por lo que debemos apoyar nuestros pensamientos e ideas en acciones concretas. Acá lo que tenemos que hacer es cambiar la mentalidad.

5. NORMA DE RECIPROCIDAD

Para hacer ver que la reciprocidad implica devolver favores hechos por otros, lo ideal es hacerle notar a tu jefe o con quien estés tratando este tema, que desde que llegaste a la empresa siempre alcanzaste la meta que te trazaron, por lo que un aliciente para ti sería un incremento de sueldo, pues consideras que te lo mereces.

Estar seguro de lo que se quiere y sustentar por qué mereces ese sueldo es lo que debe estar en tu mente (Foto: Freepik)
Estar seguro de lo que se quiere y sustentar por qué mereces ese sueldo es lo que debe estar en tu mente (Foto: Freepik)

6. PRINCIPIO DE ESCASEZ

Si estás decidido a pedir un aumento, no dilates más el tiempo y ve hacia la oficina de tu jefe para planteárselo. No esperes a mañana, pues podría pasar algo inesperado o quizá alguien ya fue a solicitarlo y fue aceptado, por lo que el presupuesto para ti no alcanza. Aquí se te vendrá a la mente el pensamiento de que “querrás lo que escasea”.

7. EFECTO DURMIENTE

Si empiezas a hablar convencido y vas poco a poco diciéndole por qué te mereces ese incremento, tu mensaje será bien recibido. No vayas a la carga con todo.

8. INFLUENCIA SOCIAL

Para lograr ese incremento de sueldo, tu trabajo no solo será percibido por tus superiores, sino por tus compañeros, quienes podrán respaldar o no que las labores que cumpliste se ejecutaron a cabalidad. Es decir, si le dices a tu jefe que mereces un alza de salario, ellos podrán corroborarlo dirigiéndose a tus colegas y preguntarles.

9. ENFOQUE DE CAMBIO DE ACTITUD DE YALE

Lo importante aquí es que el discurso que emitas sea persuasivo, para ello deberás decir un mensaje creíble y atractivo, el cual deberá estar acompañado de resultados, para convencer de que estás pidiendo lo justo.

10. TÉRMINOS FINALES

El portal señala que ciertas palabras tienen más poder que otras, por ello divide las palabras persuasivas en tres categorías:

  • Términos de Dios: aquellas palabras que llevan bendiciones o exigen obediencia / sacrificio, por ejemplo, progreso, valor.
  • Términos del diablo: esos términos que son despreciados y evocan asco, por ejemplo, fascista, pedófilo.
  • Términos carismáticos: aquellos términos que son intangibles, menos observables que los términos Dios o Diablo, por ejemplo, libertad, contribución.
El lenguaje verbal y no verbal juegan un papel importante al momento de reunirte con tu jefe (Foto. Freepik)
El lenguaje verbal y no verbal juegan un papel importante al momento de reunirte con tu jefe (Foto. Freepik)