Cuando hablas con tu jefe debes moderar tu lenguaje, jamás le digas las cosas como se te ocurran (Foto: Freepik)
Cuando hablas con tu jefe debes moderar tu lenguaje, jamás le digas las cosas como se te ocurran (Foto: Freepik)

Cuando tenemos algún tipo de duda en nuestros recurrimos a los compañeros para que nos ayuden y dependiendo de la confianza que tengamos con ellos, la comunicación será más amical. Sin embargo, ¿qué sucede si lo que tenemos que hablar es directamente con nuestro jefe?

Si esto ocurre, el trabajador puede caer en dos campos generales: 1) aunque quieran dar a conocer sus puntos de vista preferirán callar o 2) dirán lo primero que se le venga a la mente, mostrándose desafiantes.

Con el propósito de evitar que te muestres poco profesional e irrespetuoso cuando hablas con tu jefe, publicó un artículo con siete frases que jamás debes decirle. Mucha atención:

Existen algunas frases que si las dices te harán quedar como una persona poco confiable (Foto: Freepik)
Existen algunas frases que si las dices te harán quedar como una persona poco confiable (Foto: Freepik)

“¿CÓMO LO HAGO?”

Si le dices esta frase a tu , lo único que conseguirás será generarle un problema, pues sentirá que está dando una actividad a alguien que no está preparado. Por ello, si él te pide algo, escúchalo atentamente y si tienes dudas pregúntale, para posteriormente decirle: “Seguro, no hay problema. Puedes contar conmigo”.

“NO TENGO TIEMPO”

La verdad es que nadie tiene el tiempo disponible como quisiéramos, ya que continuamente se nos está pidiendo muchas actividades, así como lo hacen con nuestros jefes. Para evitar que se te acumule el trabajo, aprende a priorizar y empieza por lo más urgente.

“NO”

Esta es la peor respuesta que puedes dar, a menos que sea algo ilegal o poco ético lo que se te está pidiendo. Puedes negociar, pero si te das cuenta que de todas maneras debes hacerlo, solo haz caso, sino estarás mostrándote como alguien desafiante.

“TÓMATE ESTE TRABAJO Y…”

Puede que tu jefe sea la peor persona que hayas conocido porque siempre trató mal a sus empleados; sin embargo, cuando estés listo para renunciar, muéstrate como alguien muy profesional y no le digas las cosas que te guardaste, puede que algún momento te lo vuelvas a cruzar.

Antes de hablar, piensa bien lo que vas a decir, sino cometerás muchos errores (Foto: Freepik)
Antes de hablar, piensa bien lo que vas a decir, sino cometerás muchos errores (Foto: Freepik)

“VOY A RECURSOS HUMANOS”

Si tienes algún inconveniente con tu jefe, lo primero que debes hacer es conversar directamente con él para saber qué está ocurriendo exactamente. No cometas el error de ir primero a Recursos Humanos para quejarte, pues te hará ver como una persona problemática.

“NO FUI YO, FUE ÉL”

Si cometes algún error, lo mejor es aceptarlo y decir que mejorarás para la próxima vez. Y si en caso, la culpa no ha sido tuya, explícalo de manera alturada, pero no apuntes con el dedo a nadie. Si lo haces, te mostrarás poco profesional.

“ESE TIPO ES UN IDIOTA”

Evita expresarte de manera despectiva de los demás y menos se lo digas a tu jefe, pues él te percibirá como alguien poco confiable e irrespetuoso. Incluso, quizá estés criticando a una persona que para la compañía es más importante que tú.