Trabajar desde casa es una buena opción, pero debes tener cierta reglas para que tu productividad no se vea perjudicada (Foto: Freepik)
Trabajar desde casa es una buena opción, pero debes tener cierta reglas para que tu productividad no se vea perjudicada (Foto: Freepik)

Cada vez son más los emprendedores y colaboradores de diversas organizaciones que están trabajando desde sus propias casas. Ya sea para elevar la motivación de su personal o armonizar sus obligaciones laborales y personales, lo cierto es que la decisión adoptada por algunos jefes busca que la mejore.

Y aunque suene tentador el hecho de no tener que levantarse temprano para ducharse, alistarse, desayunar, ir a tomar el carro y soportar el tráfico, los resultados no siempre son los más alentadores.

Si eres de las personas que está cumpliendo sus actividades labores desde su hogar y siente que no se puede enfocar en lo que está haciendo, publicó un artículo en el que da seis consejos prácticos para que evites distraerte y eleves tu productividad al máximo. Así que presta mucha atención.

El lugar de trabajo que elijas en tu casa debe hacerte sentir cómodo (Foto: Pixabay)
El lugar de trabajo que elijas en tu casa debe hacerte sentir cómodo (Foto: Pixabay)

1. ESTABLECE UN HORARIO DE OFICINA

Cuando alguien labora desde su casa puede pasar dos cosas: quedarse muchas horas trabajando sin descansar o realizar sus actividades unas horas en el día y al día siguiente no dormir toda la noche para terminar lo que no hizo. Antes de que ocurra eso, lo mejor es establecerte un horario fijo para desempeñarte con normalidad desde tu hogar.

De esa manera podrás olvidarte de las obligaciones familiares durante tu día y cumplir todo a cabalidad. Una vez que termines la hora que estableciste, apaga el celular y deja todo ahí para darte tu tiempo.

2. PLANIFICA Y ESTRUCTURA TU DÍA LABORAL

Para maximizar la eficiencia, planifica todo lo que deberás hacer dicho día en tu casa. Por tal motivo, deberás hacer una lista de tareas más importantes.

Si tienes familiares cerca, cierra la puerta para hacerles saber que estás trabajando y no quieres que seas interrumpido.

3. VÍSTETE PARA IMPRESIONAR

Muchas personas piensan que si se quedan a trabajar en su casa no le encuentran sentido cambiarse de ropa, por lo que deciden quedarse en pijama. Sin embargo, este no es un buen hábito laboral, pues la forma en que te vistes afectará psicológicamente en tu desempeño.

Tómate un tiempo en bañarte y cambiarte de ropa como si fueras a tu centro laboral, así no haya nadie en tu casa o solo para que te vea tu mascota.

El espacio que designes debe ser uno que no te distraiga demasiado (Foto: Pixabay)
El espacio que designes debe ser uno que no te distraiga demasiado (Foto: Pixabay)

4. DESIGNA UN LUGAR PARA TRABAJAR

Con el fin de que trabajes de manera eficiente debes designar un espacio en tu casa para que labores todos los días. Puede ser la esquina de tu sala, un escritorio, un pequeño cuarto o hasta la mesa del comedor.

El portal recomienda que una vez que tengas el lugar específico, decóralo con algo para que te inspire y haga feliz. Puede ser flores, música, etc.

5. TOMA DESCANSOS

El hecho de trabajar en tu casa no quiere decir que te sientes frente a la computadora y no te pares hasta que termines tu trabajo. Lo mejor es darte algunos espacios para descansar y recargar energías.

Incluso puedes tomar un break o hacer una llamada a un amigo para despejar tu mente. Verás cómo tu productividad mejora.

6. EVITA LAS DISTRACCIONES

Siempre que uno labora en una casa hay muchas distracciones que pueden apartarte de tus actividades; por lo que tendrás que acostúmbrate a ordenarte. Es decir, si tienes platos por lavar, sacar la ropa de la lavadora u otra cosa, estas tendrán que esperar hasta tu hora de salida.

Para ello, coloca una alarma en tu celular o celular y no pierdas tiempo con llamadas de amigos que pueden extenderse más minutos de lo normal.