¿Qué pasaría si cambiamos esos pensamientos negativos al comenzar el día? De seguro todo lo que resta del tiempo nos iría mucho mejor (Foto: Freepik)
¿Qué pasaría si cambiamos esos pensamientos negativos al comenzar el día? De seguro todo lo que resta del tiempo nos iría mucho mejor (Foto: Freepik)

¿A quién no le ha pasado que cuando está un poco aburrido, cansado o estresado, ya sea en su , en su hogar, con los amigos o familiares, se le cruzan por la mente pensamientos un tanto negativos que, en lugar de hacerlo avanzar, lo frenan y a veces lo hacen retroceder?

Pues bien, le comentamos que, aunque le parezcan un poco insignificantes, estas pueden influir mucho en su comportamiento durante el transcurso del día. No solo hablamos del contacto que pueda tener con los demás, sino en su desempeño en el trabajo.

Frases como “un ratito más”, al escuchar el despertador en las mañanas para ir a laborar, pueden hacer que su cerebro boicotee su rendimiento y cualquier tipo de relación.

Pensando en este tipo de pensamientos que suelen aparecer en cualquier momento, el portal publicó un artículo en el que da a conocer las 10 frases que nos predisponen a tener una actitud negativa en el trabajo y en la vida. Así que presta mucha atención y trata de evitarlas.

Si iniciamos el día con un pensamiento negativo, predisponemos a nuestra mente que todo será así (Foto: Freepik)
Si iniciamos el día con un pensamiento negativo, predisponemos a nuestra mente que todo será así (Foto: Freepik)

“UN DÍA MÁS”

Si dices o se te pasa por la mente esta frase ni bien te levantas, ya estás sentenciando todo tu día y por ende no tendrás mucho de qué disfrutas, pues tu cuerpo y cerebro ya se han predispuesto.

Para evitar este tipo de pensamiento, duerme temprano y despiértate con la primera alarma, medita, date una ducha y consiéntete en el desayuno. Verás cómo tu día cambia por completo.

“NO ES JUSTO”

En la vida, las cosas justas no existen por más que quisiéramos lo contrario. Así que en lugar de quejarte de que en tu trabajo te dejan muchos pendientes, mientras que el resto disfruta de su tiempo; es momento de que te enfoques en lo que haces.

De nada servirá molestarte por algo que escapa de tus manos, por lo que desear el mal a los demás no está bien. Lo que recomiendan es dejar de preocuparnos por lo que hacen o no los demás y centrarte en tus labores.

“MI JEFE ME ODIA”

Si cuando estás en el trabajo, tu jefe llega de mal humor y te pide muchos pendientes en tono prepotente para una hora determinada, no quiere decir que te odie. Solamente es la manera que tiene para lidiar con sus problemas.

Ten en cuenta una regla de oro que debes recordar: “dentro de la oficina, nada es personal”.

“FULANITO ES UN INÚTIL”

Si eres de las personas que le gusta calificar el trabajo y forma de ser de los demás, pues es momento de que cambies de actitud.

Además de llenarte de rabia, lo único que conseguirás es que los demás te vean como una persona negativa y nadie quiere parar con este tipo de gente, ¿o sí?

“PUDE HABERLO HECHO MEJOR”

Está bien que te exijas profesionalmente, pero jamás seas muy duro contigo, pues solo conseguirás frustrarte y jamás podrás disfrutar de tus logros.

Siempre da lo mejor de ti y acepta los resultados que hayas obtenido.

No nos dejemos llevar por ver lo negativo de las cosas y de los demás. Cambiemos esa actitud para mejorar en nuestra vida (Foto: Freepik)
No nos dejemos llevar por ver lo negativo de las cosas y de los demás. Cambiemos esa actitud para mejorar en nuestra vida (Foto: Freepik)

“ESTO SÓLO ME PASA A MÍ”

Muchas veces cuando no nos resultan las cosas como queremos, pensamos que todo está en contra nuestra; sin embargo, es bueno analizar si realmente el entorno conspira contra uno o nosotros mismos nos ponemos las trabas.

Recuerda que, si te pasan cosas negativas, tal vez sea porque estás haciendo algo mal.

“NO VA A FUNCIONAR”

A muchas personas cuando tienen algún problema o inconveniente se le pasa por la mente alternativas para salir adelante; sin embargo, en lugar de optar por alguna de ellas, las descartamos porque damos por sentado que no funcionarán, pues nos respalda la experiencia.

Pero, poniéndote a pensar fríamente, ¿no será que temes arriesgarte y probar cosas nuevas? El portal nos hace la siguiente pregunta: ¿cómo podemos saber que algo no saldrá bien, si no lo hemos intentado?

“QUIERO QUE DEN LAS 5”

Pensar en una hora a futuro cuando estás dentro de tu organización resolviendo tus actividades, lo único que hará es torturarte porque sentirás que la hora de salida demorará una eternidad.

Tienes que aprender a estar presente en tus actividades y no enfocarte en algo que de todas maneras va a llegar.

“LO HARÉ DESPUÉS”

Todos tenemos pendientes en la vida; sin embargo, algunos tienen más que otros porque simplemente dejan para después cosas primordiales y dan prioridad a las pequeñas tareas.

En lugar de hacer que esa bola de nieve siga creciendo, lo mejor es prestarle atención y atenderla de inmediato, aunque te tome bastante tiempo. Aquí, lo que debes hacer es aprender a administrar tu tiempo. Nada mejor que estar tranquilo emocionalmente.

“NO TENGO TIEMPO PARA MÍ”

¿A veces sientes que por más que avances tus labores, notas que jamás puedes terminarlos y, por el contrario, se siguen acumulando? Pues bien, si notas que por más que destines gran parte de tu día en terminar esos reportes, no lo consigues; es momento de que empieces a pensar en ti.

Tú eres el único que puede darse ese espacio y valorar su vida personal, pero sobre todo darte el lugar que mereces. Quizá sea cuestión de organizarte o ceder algunas cosas, incluso cambiar de trabajo.