Encontrar el equilibrio entre la vida laboral y personal ayuda a mejorar el desempeño de los colaboradores. (Foto: Freepik)
Encontrar el equilibrio entre la vida laboral y personal ayuda a mejorar el desempeño de los colaboradores. (Foto: Freepik)

El se ha convertido en parte importante de nuestras vidas, no solo porque nos retribuye económicamente a cambio de las labores que desempeñamos, sino debido a que es el lugar donde pasamos gran parte de nuestro día.

Muchas veces al involucramos en las tareas que debemos realizar, nos concentramos tanto que perdemos la noción del tiempo y no nos percatamos de nuestra hora de salida.

Y aunque varios hemos vivido una situación similar, el hecho de no dejar pendientes para el día siguiente o porque tu jefe te pidió que lo apoyes con algo extra, está haciendo que nuestra vida laboral no deje que desarrollemos a plenitud nuestra vida familiar.

Con el propósito de encontrar un equilibrio entre ambos y hacer que los colaboradores se sientan a gusto donde laboran y se desempeñen de manera eficiente, el portal publicó un artículo en el que brindó cinco consejos para conciliar el trabajo con la vida personal.

Muchas el trabajo nos consume que olvidamos que tenemos una vida que compartir con familiares y amigos. (Foto: Freepik)
Muchas el trabajo nos consume que olvidamos que tenemos una vida que compartir con familiares y amigos. (Foto: Freepik)

1. IDENTIFICA Y HABLA DE TUS NECESIDADES

Para saber exactamente qué deseas lograr en ambos aspectos, se recomienda identificar qué cosas son importantes para ti. Una vez que las descubras comunícalas para que sepan cuáles son tus prioridades.

Así seas un trabajador independiente o de algún organismo, aprenderás a respetarlas si buscas tener un equilibrio en tu vida.

2. APRENDE A RESPETAR TUS PROPIOS LÍMITES

Una vez que tengas todo identificado, aprende a fijarte límites. Si sabes que la tarea que debes cumplir no es urgente, da por concluido el día y ve a tu casa con tus seres queridos, no te quedes más de lo debido.

La verdad es que siempre va a haber algo por hacer, pero por nada del mundo sustituyas el tiempo que debes dedicarte a ti con el tema laboral.

3. ANALIZA QUÉ ES IMPORTANTE

Piensa si las horas extras que le estás dando a tu trabajo valen la pena para que dejes de lado tu vida personal.

Planifica bien tus espacios y comprende que no todo en la vida es trabajo y que necesitas un momento de relax.

Las horas de trabajo sin descanso no ayudan en la productivida de los colaboradores. (Foto: Freepik)
Las horas de trabajo sin descanso no ayudan en la productivida de los colaboradores. (Foto: Freepik)

4. DESCONÉCTATE POR COMPLETO

Aunque resulte complicado, aprende a desconectarte de todo una vez que salgas de la oficina o de tu centro de trabajo.

Trata de pensar que tus momentos libres son para dedicártelos a tu persona, familiares o amigos.

5. RELÁJATE

Aprende a relajarte de las cosas que estás haciendo. Si en el afán de acabar rápido una tarea empiezas a estresarte, esto influirá directamente en tu productividad y si las cosas no te resultan como deseas, el aspecto personal también se verá perjudicado.

La relajación y alcanzar niveles de tranquilidad te ayudarán a conseguir mejores resultados en todos los aspectos de tu vida.

Dejar de lado nuestra vida personal afecta  en los trabajadores. (Foto: Freepik)
Dejar de lado nuestra vida personal afecta en los trabajadores. (Foto: Freepik)