Los productos renovables no solo tienen un impacto positivo en el medio ambiente: también son una forma de reducir los gastos en la casa.
Los productos renovables no solo tienen un impacto positivo en el medio ambiente: también son una forma de reducir los gastos en la casa.

Las familias peruanas se han vuelto cada vez más creativas para poner a andar sus finanzas personales. Entre los nuevos hábitos que han desarrollado hay uno que combina el ahorro con el cuidado del medio ambiente: darle un segundo uso a las compras de la casa.

Pero, ¿cómo hacerlo? “Las oportunidades son ilimitadas. No solo se trata de nuestros residuos: se trata de que las empresas [y las familias] rediseñen sus procesos”, señala Javier Perla, gerente de negocios sostenibles de Libélula, consultora peruana especializada en sostenibilidad ambiental.

Ante esto, PepsiCo y Libélula te brindan consejos para ahorrar y aportar al medio ambiente.

1. Haz un buen análisis cuando compres. “No solo se trata de medir cuánto es el precio de los productos, sino cuánto puedes llegar a ahorrar cuando los uses”, señala Perla. Así, una de las claves está en elegir mejor a la hora de comprar, como las bolsas de tela.

2. Sé creativo. Pensar fuera de la caja es imprescindible. En ese sentido, los empaques están entre las fuentes principales de desechos en la casa, pero son fáciles de reutilizar. Los vegetales y condimentos suelen ser de los primeros productos en llenar las listas del mercado. Entonces, ¿por qué no cultivar las compras y reciclar al mismo tiempo? Mientras que los tetrapaks son ideales como macetas para hortalizas como la albahaca, romero u orégano, las latas también pueden ser utilizadas.

3. Colabora con quienes están comprometidos como tú. Las botellas de plástico pueden ser reaprovechadas para crear productos útiles y así darles una segunda vida. Algunas asociaciones y empresas se especializan en ello, por lo que es importante reciclarlas.

DATO

En el caso de las botellas renovables de Pepsi, se las puedes dar a tu bodeguero para que luego sean transformadas en productos nuevos. “Las botellas renovables que fabricamos siempre tienen una segunda vida. No solo le damos una botella totalmente nueva al consumidor a un precio accesible, sino que convertimos la botella que ya consumió en nuevos productos como mascarillas”, indica León-Gambetta, de Pepsi.

Hacer del cuidado del medio ambiente una forma de ahorro es más simple de lo que parece, y los peruanos ya comienzan a ponerlo en práctica. Convertir nuestros desechos del día a día en productos renovables no solo es una forma de darle una mano al medio ambiente, sino también a nuestro bolsillo.