Cuando las cremalleras o cierres se atascan son un verdadero dolor de cabeza. (Foto: Pexels)
Cuando las cremalleras o cierres se atascan son un verdadero dolor de cabeza. (Foto: Pexels)

Hoy te contaremos los mejores trucos para arreglar un cierre atascado. La también llamada cremallera es un elemento presente a diario en nuestras vidas. Faldas, pantalones, vestidos, bolsos, incluso fundas de cojines o de sofás en casa tienen cremallera. Pero pasa que estropean, se atascan y no suben.

MÁS INFORMACIÓN: Trucos caseros para sacar el chicle de la ropa sin estropearla

Generalmente las cremalleras en las prendas de vestir y objetos como fundas duran mucho y funcionan bastante bien, pero cuando se atascan son un verdadero dolor de cabeza, porque no podemos ni subirlas, ni bajarlas. Imagina lo fastidioso que puede resultar un cierre estropeado en una mochila.

Trucos para arreglar una cremallera atascada:

  • Si la cremallera se queda atascada en una prenda. Para abrirla, no hay que aplicar la fuerza porque puede romperse. Lo más probable es que algún tejido se haya enganchado, impidiendo que la cremallera pueda subir o bajar. Comprueba si hay algo atascado y quítalo.
  • Otra solución es engrasar un poco el cierre para que funcione. Lo más útil es utilizar un lápiz de los que tenemos en casa. El grafito funciona. Solo tienes que pasar la punta por la cremallera en el punto en el que se ha atascado como si estuvieras pintándola y luego bájala.
  • El aceite de oliva o el jabón líquido de manos también son muy efectivos para desatascar una cremallera en una prenda o algún otro objeto. Solo tienes que usar un bastoncillo o hisopo y pasarlo por la cremallera, y verás cómo vuelve a funcionar con normalidad. ¡Funciona!
Arreglar una cremallera o cierre puede salvarte el día. (Foto: Pexels)
Arreglar una cremallera o cierre puede salvarte el día. (Foto: Pexels)

Cremalleras que están rotas y otros problemas

Hay veces que la cremallera no sube ni baja. Es frustrante. No tires fuertemente de ella porque puedes romper el tirador. Este cierre atascado que ni sube ni baja está así porque se ha partido una pieza. Lo más útil es colocar un clip en la zona del cierre, y ya verás cómo sube y baja otra vez sin problema.

Si la cremallera de los pantalones sube pero se va cayendo luego de unos minutos. En este caso, puedes utilizar el anillo de los que se usan para los llaveros. La pasas por el tirador, y enganchas la cremallera al botón de cierre. Verás cómo se queda bien cerrada, y no se baja otra vez.

Estas dos son unas soluciones un poco caseras para casos de emergencia, por lo que lo aconsejable es cambiar la cremallera con la pieza rota, y o bien meter menos ropa dentro del pantalón, o bajar unos kilos y reservar ese pantalón que tanto te gusta cuando hayas perdido algo de peso.