Los chicos necesitan seguir aprendiendo, pero es importante que las vacaciones útiles se adapten a la situación actual.
Los chicos necesitan seguir aprendiendo, pero es importante que las vacaciones útiles se adapten a la situación actual.

En el contexto actual causado por el COVID-19, donde aún debemos permanecer en casa, muchos niños y adolescentes de entre 6 a 16 años tuvieron que adaptarse a la nueva forma de educación a distancia: la modalidad virtual. Esto los obligó a sentarse frente a una computadora entre 4 a 6 horas diarias, rompiendo con el esquema tradicional de enseñanza y, en muchos casos, afectando su desempeño.

En ese sentido, estando a puertas de culminar el año escolar, muchos padres se preguntan si es necesario que sus hijos participen de las vacaciones útiles, ya que la modalidad seguirá siendo virtual. Por ello, Selena Abanto, psicóloga de Colegios Pamer, recomienda buscar opciones menos rígidas que no solo se centren en brindar refuerzo académico, sino que sean talleres de entretenimiento, que no solo ayuden a los chicos a formarse, sino que les de un espacio de distracción y diversión.

“Los chicos necesitan seguir aprendiendo, pero es importante que las vacaciones útiles se adapten a la situación actual brindando opciones diferentes para que ellos puedan disfrutar mientras refuerzan los conocimientos adquiridos durante el año escolar, además importante para su concentración, atención, organización y capacidades intelectuales y emocionales que son fundamentales para su desarrollo” enfatizó la especialista sobre la importancia de esta etapa vacacional.

Por último, la psicóloga Selene Abanto recomienda a los padres que al momento de buscar dónde matricular a sus hijos para las vacaciones útiles, deberán considerar que no solo tengan los cursos principales de matemática y comunicación, sino que incluyan actividades dinámicas tales como manualidades creativas, preparación de entradas y postres, fotografía y video desde el celular para los más chicos, y talleres de liderazgo, creación de páginas web, programación, Excel o bisutería para los más grandes.