(Foto: GEC/Juan Sequeiros)
(Foto: GEC/Juan Sequeiros)

Pero aquí le proponemos un itinerario estratégico para que pueda disfrutar de la ciudad Inca en solo cuatro días, incluido Machu Picchu.

Antes de planificar su viaje debe tener en cuenta dos puntos, primero, que la mejor temporada para viajar a Cusco es entre mayo y octubre. Estos meses coinciden con la temporada seca en esta zona. Segundo, que para cumplir con comodidad el itinerario que le proponemos es necesario que llegue a Cusco lo más temprano posible y para el retorno a Lima que sea por la noche.

Más información: Consejos claves para su primer viaje al extranjero


PRIMER DÍA

Como la ciudad cusqueña se encuentra a 3.400 msnm, una de las 10 más altas del planeta, en la mañana del primer día se recomienda visitar sitios turísticos cercanos y que no demanden mucho esfuerzo físico. Empiece por pasear en la Plaza de Armas, muy cerca está la famosa piedra de los 12 ángulos, ubicada en las primeras cuadras del barrio de San Blas. Luego del almuerzo, recorra el Templo Qoricancha, originalmente el Templo del Sol en la época Inca y que luego se transformó en el Convento e Iglesia de Santo Domingo.

Cusco. En la ciudad hay varios puntos claves: la piedra de los 12 ángulos (calle Hatun Rumiyoc), el barrio de San Blas, el mercado de San Pedro, la Plaza de Armas y el Qorikancha (actual museo del convento de Santo Domingo).(Foto: Shutterstock)
Cusco. En la ciudad hay varios puntos claves: la piedra de los 12 ángulos (calle Hatun Rumiyoc), el barrio de San Blas, el mercado de San Pedro, la Plaza de Armas y el Qorikancha (actual museo del convento de Santo Domingo).(Foto: Shutterstock)

SEGUNDO DÍA

Ya más aclimatado, comience el tour al Valle Sagrado de los Incas y Machu Picchu. Inicie en el centro arqueológico de Písac, para conocer el sistema de andenes y recintos de piedra del sitio arqueológico. Siga por Urubamba hasta llegar a Ollantaytambo donde podrá ver terrazas y ruinas del Templo del Sol. Luego, viaje en tren desde Ollantaytambo hacia Aguas Calientes, toma alrededor de dos horas. Este es el poblado más cercano a la ciudadela de Machu Picchu, ahí podrá cenar y pasear por sus calles antes de ir a dormir.

Parque Arqueológico de Ollantaytambo. (Foto: Miguel Neyra / El Comercio)
Parque Arqueológico de Ollantaytambo. (Foto: Miguel Neyra / El Comercio)

TERCER DÍA

A primera hora suba en bus hasta la ciudadela de Machu Picchu, verá las asombrosas construcciones incas, acompañado de vistas de ensueño con las verdes montañas a su alrededor, para luego regresar a Cusco por la noche.

Machu Picchu. (Foto: AFP)
Machu Picchu. (Foto: AFP)
LEE: ¿Pensando en viajar sola? Tome en cuenta estos consejos

CUARTO DÍA

Antes de despedirse del Cusco, a las 8 de la mañana, acérquese a los centros arqueológicos de Tambomachay, Puka Pukara, Quenqo y Sacsayhuamán, este último es una edificación espectacular del imperio Inca, con piedras gigantescas de hasta 5 metros de alto. Por la tarde aproveche en comprar recuerdos en el mercado San Pedro y en la noche tome su vuelo o bus hacia Lima.

Sacsayhuamán es patrimonio cultural de la Nación.
Sacsayhuamán es patrimonio cultural de la Nación.

Si no puede hacer el recorrido por su cuenta, contrate tours que cumplan con estas rutas, solo asegúrese que la agencia cuente con autorización del Mincetur.

INDISPENSABLE

Llevar ropa de abrigo, lentes de sol, prendas de algodón, zapatillas para trekking, protector solar y cuando visite Machu Picchu use repelente para mosquitos.


TE PUEDE INTERESAR: