4 beneficios del yoga en tu vida diaria ¡Toma nota!

El yoga trabaja tu mente, cuerpo y espíritu. Combina la práctica física con la evolución espiritual.

El yoga ha ganado popularidad en los últimos años. Algunas personas comienzan a practicarlo con el objetivo de mantener su cuerpo en forma, por recomendación o buscando estabilidad mental o emocional. 

“Lo cierto es que se trata de una herramienta de transformación personal que combina el ejercicio físico con la evolución espiritual”, remarca Fiorella Salinas, profesora de yoga del Centro Veda, una de las escuelas que junto con la Embajada de la India están organizando el Día Internacional del Yoga, en Lima.

La experta habla de las ventajas de esta herramienta milenaria:

1. Ayuda a superar el estrés, problemas de sueño y depresión. Al combinar la respiración con el movimiento, activa mecanismos que permiten que tus células se reparen, mejorando el descanso.

2. Calma los dolores musculares. Cuando se acumula la tensión, la energía vital no llega a todo el cuerpo. En ese contexto, el yoga no es una clase de estiramiento, te invita a activarte.

3. Da estabilidad emocional. Aísla la mente de las alteraciones. Cambia tu perspectiva respecto a los problemas y te ayuda a darles solución de forma inteligente y creativa.

4. Concentración. El yoga no pone la mente el blanco, te lleva a un estado de ecuanimidad donde no analizas ni juzgas, solo contemplas.

Balasana: Siéntate de rodillas sobre los talones, coloca la frente en el piso, los brazos hacia atrás y las palmas hacia arriba. Este ejercicio, estira los músculos de la espalda y masajea las caderas.

Pavana Muktasana: Echada boca arriba abraza ambas rodillas al pecho. Fortalece la espalda baja y estimula la digestión.

Vrksasana: Coloca la planta de un pie sobre la pantorrilla del pie opuesto. Lleva la rodilla hacia afuera y eleva los brazos. Tonifica las piernas y aumenta tu equilibrio.