Los clásicos reencuentros de fin de año: Prepárate para recibir comentarios y responder preguntas incómodas

En cada nueva reunión, hay más canas, más calvos y más panzas. Pero también más madurez y mayor capacidad para reírse de sí mismos.

Más Mujer
Más Mujer

Más sobre:

Mas Mujer

Se acerca el fin de año y empiezan a llegar las invitaciones para los famosos reencuentros de promoción de colegio, universidad, incluso de trabajo. Sin embargo, muchas veces estas reuniones se convierten en un dolor de cabeza porque si bien verás a tus amigos después de muchos años, podrías estar expuesto a situaciones incómodas. Por ello, antes de asistir debes pensar si realmente quieres ‘viajar al pasado’. Si la respuesta es sí, entonces anota estos consejos:

Vestimenta. Debe ser casual, y sobre todo, cómoda para sentirte seguro.

Memoria. No hieras los sentimientos de otras personas si no recuerdas sus nombres. Si la memoria falla, trata de actuar de forma correcta y educada.

No apodos. Eso quedó en el colegio o en la universidad, olvídate de ellos.

Logros. Cuando te toque hablar sobre cómo te ha ido, cuenta tus logros, pero no exageres.

Ríete de ti mismo. En este tipo de reuniones, abundan los recuerdos bochornosos, las confesiones amorosas tardías y hasta las indiscreciones, no te tomes nada personal y disfruta del momento.

Sin confusiones. Las personas cambian y esa chica o chico con la cual tenías una relación en el pasado, ahora puede estar comprometida. No mezcles el pasado con el presente.

Lo que no debes decir. No hagas preguntas impertinentes como: aún estás soltera, por qué no quieres tener hijos o qué le viste a tu pareja. 

Ir a portada