Diez cosas que deberías saber a la hora de preparar el pavo de navidad. (Foto: Difusión)
Diez cosas que deberías saber a la hora de preparar el pavo de navidad. (Foto: Difusión)

El pavo es el actor principal en la cena de Navidad y en las celebraciones de fin de año. Pero realmente ¿sabemos todos los detalles para preparar una deliciosa cena, manteniendo sus características, propiedades y aporte proteico?

Para ello, los expertos cocineros de San Fernando nos enseñan la preparación del pavo que te permitirá disfrutar de este tradicional plato:

1. Descongela con anticipación. De preferencia, el pavo debe descongelarse dentro del refrigerador (de 0° a 4°C), aproximadamente cuatro horas por kilo. Esto ayudará a mantener la humedad y el sabor. Asimismo, otra forma es introducir el pavo embolsado en un recipiente con agua fría cubriéndolo completamente.

El agua debe cambiarse con frecuencia, hasta que esté blando, aproximadamente una hora por kilo. No es recomendable descongelar el producto a temperatura de ambiente ni en agua caliente o tibia.

2. Sazona y luego macera como mínimo 12 horas. Para sazonar se puede considerar media cucharada de sal de cocina por kilo de pavo, ya que ayudará para que el condimento penetre. Además, una cucharada de pimienta negra, una cucharada de comino, tres cucharadas de mostaza, una taza de cerveza, media taza de pisco, cuatro cucharadas de sillao y dos cucharadas de azúcar rubia.

Luego, el macerado debería realizarse entre 12 a 48 horas (en refrigeración) antes del horneado.

3. Evita punzar, inyecta, abrir el horno y voltear al pavo. No es necesario punzar y colocar condimentos en la pechuga, porque se pierde el líquido al hornear y resultará una carne seca. Lo mismo con inyectar, no se recomienda ya que deshidrata la carne durante el horneado. Además, evitar abrir el horno, porque pierde calor y no se cocina en su tiempo.

Lo ideal es colocar un tazón con agua y romero al costado para que vaporice. También, no cambiar de posición al pavo para que la piel se hornee de manera perfecta.

4. Considerar el relleno cocido. Si deseas agregarle relleno, el cual varía según tu gusto, puedes incluirle carne, aderezo, fruta o arroz. Lo importante es que sea cocido (carnes, embutidos, frutas secas, entre otros) y se prepare aparte del pavo.

5. Prepararlo para el horneado. Para una mejor estética del plato y horneado, las patas del pavo deben amarrarse con pabilo, ya que por el calor se abren. Se debe hacer lo mismo con las alas, acomodarlas. Si se desea, se puede optar por cortarlas.

6. Colocar acompañantes en la fuente. Considera tres o cuatro tazas de líquido, puede ser vino blanco, champagne, cerveza o caldo. También una manzana, una zanahoria, una cabeza de ajo, una cebolla, una rama de romero o una piña en rodajas.

7. Precalentar el horno por 10 o 15 minutos. Se recomienda recalentar el horno 10 o 15 minutos antes de meter el pavo. Para el horneado se necesita una temperatura adecuada de 350°F o 180°C, no es necesario regular cada cierto tiempo. Se cocinará aproximadamente 20 minutos por kilo.

8. Cubre con papel aluminio. Es necesario cubrir el pavo con papel aluminio cuando la piel esté bronceada, aproximadamente a una hora y media de horneado.

9. Complementa con salsa. Para hacer la salsa, es recomendable colar el líquido del horneado y esperarlo con chuño.

10. Toma en cuenta que el rendimiento es un kilo por persona. La cena navideña dura varias horas y es costumbre que lo que quedó sea consumido en el desayuno y almuerzo de los siguientes días, por ello algunas alternativas para preparar son las butifarras, ensaladas o aguadito. El día 25 de diciembre no se suele cocinar.

tags relacionadas