Iniciate en la meditación. (Foto: Pixabay)
Iniciate en la meditación. (Foto: Pixabay)

La meditación es una práctica muy popular por los grandes beneficios que le da a nuestra mente, entre las que se encuentra su capacidad para reducir la ansiedad y el estrés. El portal ‘Psicología y mente’ comparte unos consejos sencillos para aprender a meditar.

1. Ponte ropa cómoda. Lo primero que debes hacer es ponerte una ropa cómoda. Quítate los zapatos y elige una prenda con la que te sientas a gusto. También retira todos los accesorios que podrían ser molestos a la hora de meditar, por ejemplo: El reloj y ganchos.

2. Busca un espacio tranquilo. Escoge un lugar en el que esté relajado y sin interrupciones, ruidos, ni interferencias. Podrían ser la habitación de tu casa o el jardín en caso lo tuvieras. Cualquier sitio es bueno siempre y cuando te permita estar concentrado en la actividad que vas a empezar.

3. Siéntate correctamente. Hazlo con la espalda recta, pero sin tensiones. Respira hondo y mantén los hombres y brazos relajados. Algunas personas optan por sentarse en una silla o de rodillas, sea cual sea la postura que elijas tu espalda debe estar recta.

4. Céntrate en un objeto. Desde que te inicias en esta práctica céntrate en un objeto o en la respiración para que te sea más fácil concentrarte.

5. Acepta los pensamientos que aparezcan. Es normal que en la meditación tengas diferentes pensamientos relacionados a tus problemas personales o la inseguridad de estar haciendo bien o no la meditación. Acéptalo porque es algo habitual, y luego vuelve a centrar la atención en el objeto, la respiración y el sonido.

6. Ve aumentando tu tiempo de meditación. Ve alargando el tiempo de tu meditación de forma progresiva hasta llegar a los veinte o treinta minutos diarios para mejor tu bienestar.

7. Hazla parte de tu rutina. Si ya estás listo para hacer de la meditación una hábito saludable en tu vida, añádelo a tu rutina diaria.

VIDEO RECOMENDADO

Aprende ejercicios de meditación Kundalini