Nueve cosas que debes limpiar a diario en tu hogar. (Foto: Pixabay)
Nueve cosas que debes limpiar a diario en tu hogar. (Foto: Pixabay)

¿Toallas de mano? ¿Tablas de picar? ¿Podrías imaginar que en estas cosas por nombrar algunas se esconden cientos de bacterias? Pues así es y ahora que lo sabes, es necesario que sepas que debes limpiarlas a diario.

El portal ‘El Mueble’ te brinda algunas recomendaciones para que sepas cómo hacerlo.

1. Las paredes de la ducha. Cuando termines tu baño diario, límpialas y sécalas muy bien. Así evitarás que se formen y acumulen moho en estas.

2. Las toallas de mano. Cambia la toalla cada dos o tres usos, según estudios en estas se acumulan más de mil bacterias.

3. El celular. Está con nosotros todo el día, y puede llegar a ser más sucio que el mismo inodoro. Lo usamos después de tocar dinero, pulsar botones de ascensores públicos, agarrar los pasamanos del bus. Para limpiarlo cada noche solo debes pasarle una gamuza. Si deseas realizarle una limpieza más profunda, échale un poco de vinagre.

4. Lavadero. Aquí se acumula humedad y restos de comida, razones suficientes para que aparezcan todo tipo de bacterias. Límpialo cada día. Si es acero inoxidable pasa una esponja con una mezcla de agua y vinagre; si es de mármol, utiliza un jabón neutro para que no dañe este material.

5. Paño de limpieza. Se ensucian muy rápido porque los usas más de una vez al día, por eso su limpieza diaria es muy importante. Una idea es separar el uso de los paños por colores, para que no se mezclen las bacterias que puedan tener.

6. Tabla de picar. Se dice que en las tablas de cortar hay 200 veces más bacterias que en un inodoro. Por eso, no te olvides de su higiene diaria y para ello puedes pasarle un paño con lejía y luego enjuagarla con abundante agua.

7. La cafetera. Desmota la cafetera a diario, lava con agua y jabón todas sus partes extraíbles, enjuágalas y déjalas secar antes de volver a armarla.

8. El inodoro. No es necesario detallar porque este es uno de los lugares y objetos más sucios de la casa. Por obvias razones, límpialo cada día y después de usarlo siempre baja la tapa para evitar la multiplicación de bacterias.

9. El suelo de la cocina. Cada que preparas la comida para tu familia, los restos van a dar al piso, lo mismo pasa cuando comes. Barre y trapea esta zona de tu casa todos los días para que no se acumulen gérmenes, para que además no aparezcan insectos.