En verano nos preocupamos por cuidar nuestra piel con bloqueador, nuestros ojos con lentes oscuros y nuestro cabello con algún producto especial. Sin embargo, nos olvidamos de nuestros labios, que también sufren las inclemencias del sol y del calor en esta época del año.

“Los labios no tienen melanina y están desprotegidos del sol. Son más vulnerables que otra parte de nuestro cuerpo”, detalla el médico Iván Medrano, dermatólogo de la clínica Sanna San Borja, un día después de que y la temperatura se elevara hasta los 39°C en Piura.

El sol puede provocar que se nos resequen o cuarteen los labios, incluso en algunas personas pueden llegar a sangrar. Pero eso no es todo, el aire acondicionado también podría dañarlos por el frío que emana.

“Las temperaturas extremas (calor o frío) generan resequedad. En el caso del aire acondicionado, no hay que ponerlo muy fuerte para que no nos haga daño, no solo a los labios sino, también, podría generar un mal respiratorio”, agrega el dermatólogo.

Para evitar algún daño en nuestros labios y que estén protegidos del sol, es necesario hidratarnos nosotros mismos tomando como mínimo 2 litros de agua al día y con algunos tips que el doctor comparte con nosotros.

- Utilizar un lipstick que los hidrate y proteja. Este tiene que ser medicado y que entre sus componentes tenga miel de abeja, caléndula o manzanilla.

- Tener siempre a la mano un bálsamo labial con protección mayor a factor 15 que lo venden en cualquier farmacia, pero también tiene que ser recomendado por un especialista.

- Si te vas a utilizar lápiz labial, es recomendable que antes te coloques una mano de lipstick y después de 15 minutos, aplicarte el color. De esta manera protegerás tus labios de una manera elegante.

- Colocarse el bálsamo las veces que sea necesario, de esa manera mantendremos hidratados a nuestros labios.

- Consumir alimentos ricos en vitaminas A, B, C y E. Estas las encontramos en los lácteos, cítricos, huevos, hortalizas, entre otros.

Con estos simples consejos, tendrás unos labios bien cuidados y protegidos en este intenso verano.