Zoraida Ávalos respalda acuerdo con Odebrecht en el que siga contratando en Perú

Palabra de vino: Beber con moderación

Nuestra especialista nos brinda excelentes consejos para evitar una pesada resaca

Vinos
Vinos
Vinos
Vinos
Vinos

Más sobre:

Vinos

POR: MELINA BERTOCCHI/  PERIODISTA Y SOMMELIER

Recuerdo la voz de mi mamá cuando me decía: ‘Come algo antes de salir a la fiesta. Cuidado con lo que toman. No mezcles’. En ese momento, la mayor travesura a la que nos atrevíamos era preparar ‘gelatina feliz’. Lo hicimos para el cumpleaños de una amiga. Sumamos vodka –a discreción– y frutas. Al momento de probarla, a su mamá se le salían los ojos. El efecto era casi inmediato. Son épocas de descubrimiento; de probar, de experimentar. Con el tiempo y algunas resacas encima, uno conoce sus límites. Cuánto y qué puede tomar.

Al inicio, como casi todos, comencé con espumosos dulces tipo Asti o vinos como Black Tower, que gracias al nivel de dulzor permiten beber varias copas, y parece que no pasa nada; pero el efecto puede ser bastante intenso al día siguiente. Y desde que trabajo en el mundo del vino, eso es casi lo único que tomo. El mundo del vino es tan diverso, variado e interesante, que podemos beber una copa diferente todos los días del año por varios años, y aun así descubrir siempre cosas nuevas.

Pero sea cual sea su bebida favorita; siempre existe la posibilidad de que hayan tenido un día duro en el trabajo, o se pelearon con su esposo o su novia; beben más de la cuenta, y al día siguiente se acuerdan de aquel profesor que los jaló en un examen.

Por eso, acá les dejó algunos consejos para cuando vayan de bares, para que siempre tengan un final feliz.

MEZCLAS
Si comenzaste a tomar gin tonic, pisco sour o vino, mejor quédate ahí. Saltar de un trago a otro puede traer problemas; sobre todo si pasamos de una bebida de catorce grados a una de cuarenta.

HIDRÁTATE

El agua es siempre la mejor consejera para largas noches de fiesta. Es casi imposible recordarlo una vez que llevamos rato brindando, pero lo ideal es tomar un vaso de agua por cada trago para mantenernos hidratados.

Al día siguiente, el cuerpo lo agradecerá, y no tendrán que sufrir los molestos efectos de la resaca. Y recuerden: si van a tomar, solo tomen y sigan tomando. Aléjense del celular o pónganlo en modo avión. ¡Salud!

¿UN SHOT?

Eso del shot de tequila con sal y limón o el ‘trago de la casa seco y volteado’ no llevan a nada bueno al final de la noche; solo acelera la subida de alcohol a la cabeza y la resaca del día siguiente.

BARRIGA LLENA

Eso de la cucharada de mayonesa o el vaso de leche antes de salir puede ayudar porque crea como una película en el estómago previo a la ingesta de alcohol. Pero lo ideal, si saben que van a disfrutar de la bebida durante la noche, es que coman bien. Carne o pollo, las proteínas ayudan a resistir y a digerir mejor el alcohol. Y siempre será mejor la comida acompañada con un buen vino.

¿CUÁNTO Y QUÉ TAN RÁPIDO TOMAS?

No será lo mismo tomar dos o tres copas que beberse la botella entera. El cuerpo normalmente absorbe una cantidad específica por hora, y lo que sobra es lo que afecta al sistema. Tomar lento ayuda a controlar los efectos. Y aquí sí hay que entrar en terreno de género, por un factor fisiológico. Los hombres, al tener mayor peso corporal, pueden digerir mayores cantidades de alcohol que las mujeres. Es un hecho.

Cargando siguiente contenido

Portada