Después de terminar una , tenemos que vivir un proceso de duelo para poder recuperarnos y volver a sentirnos bien física, sentimental y emocionalmente. Sin embargo, muchas mujeres no lo hacen y, por el contrario, se la pasan martirizándose al pensar que perdieron al ‘amor de su vida’ y ya no podrán encontrar a alguien como él. Aparta ese pensamiento de tu mente y sigue con tu vida. La psicoterapeuta Virginia Arroyo Guadalupe explica que si una persona no puede olvidar a su ex, es porque está afrontando una , lo que comúnmente se llama ‘apego’. “Debes saber que cuanto más pienses en tu ex, esos pensamientos crecerán con más fuerza. Por eso debes tener voluntad para que cuando vengan a tu mente, conscientemente te obligues a pensar en otra cosa y distraerte”, precisa.

DÉJALO IR
*Agradece el tiempo que estuviste con él y acepta que la
relación acabó.
*Elimínalo de tus redes sociales (Facebook, Twitter), así
no tendrás la tentación de escribirle o saber qué está
haciendo o con quién está.
*Quema sus regalos, pero no con ira, sino como un
proceso de limpieza. Si deseas, puedes regalarlos.
*Nunca apliques el lema ‘un clavo saca a otro clavo’, ya
que podrías tener una frustración peor.
*Que no se te pase por la cabeza un ‘remember’ con él. Te
lastimarás más.
*Déjalo en el pasado, vive tu presente intensamente y
planifica cosas para el futuro.
*Si sientes que no puedes sola, busca ayuda profesional.


TERAPIA:
Tras el fin de la relación, llora todo lo que puedas y luego ve
a un lugar tranquilo. Siéntate e imagina que está frente a ti
y pídele que te devuelva todo lo que hayas perdido con su
partida (confianza, amor). Levántate, dale las gracias por
todo lo vivido y dile que ahora vas a continuar con tu vida.

tags relacionadas