Zoraida Ávalos respalda acuerdo con Odebrecht en el que siga contratando en Perú

Rosca carlota de limón, un postre delicioso, refrescante y fácil de hacer

Para preparar esta receta, no necesitas el horno y es perfecto para saborearlo en estos días de verano.

Rosca de limón

Las clásicas galletas de vainilla son las protagonistas de este dulce. (Foto: Kiwilimón)

Las clásicas galletas de vainilla son las protagonistas de este dulce. (Foto: Kiwilimón)

Más sobre:

Verano,

Recetas

No hay nada más delicioso que disfrutar de un postre frío en estos días de verano, que tenga ese toquecito agridulce pero sobre todo, prepararlo sin utilizar el horno.

La rosca carlota de limón es la propuesta del canal de YouTube Kiwilimón, que te invita a preparar este dulce para ocho personas  y en el que puedes utilizar las galletas que nos acompañan desde niños y son las preferidas de todos, las de vainilla.

Ingredientes: 5 tazas de queso crema, 2 tazas de leche condensada, 3 cucharadas de jugo de limón, 2 cucharadas de ralladura de limón, 3 paquetes grandes de galletas de vainilla, 5 claras de huevo, 1 ½ taza de azúcar impalpable y rodajas de limón.

Preparación: Para hacer la crema, tienes que batir el queso crema con la leche condensada, el jugo de limón y la ralladura de limón hasta obtener una mezcla homogénea y sin grumos.

En un molde de redondo y con hueco al centro, coloca plástico adherente y acomoda una capa de galletas. Sobre ellas, añade un poco de la crema y repite este paso hasta llegar al borde del envase.

Una vez terminado el proceso, lleva el molde a la refrigeradora y deja cuajar la preparación durante una hora.

Mientras enfrían los ingredientes, realiza el merengue batiendo las claras hasta que dupliquen su volumen luego, incorpora el azúcar impalpable (en forma de lluvia) y bate hasta obtener un merengue consistente.

Pasado el tiempo de refrigeración, desmolda la rosca y cúbrela con el merengue. Con la ayuda de la una espátula, realiza picos para darle un efecto bonito y con un soplete, tuesta las puntas para que se caramelicen (con cuidado para tratar de no quemar el merengue).

Decora con rodajas de limón y salpica pedacitos de galleta ¡Buen provecho!

Cargando siguiente contenido

Portada