¿Dientes chuecos? Todo lo que debes saber sobre la maloclusión o 'mala mordida'

Existen factores que predisponen maloclusión dental. Estos pueden ser por la genética, pérdida prematura de los dientes de leche, uso del chupón o hábitos como succión de los dedos.

dientes chuecos, salud bucal

El cepillado debe realizarse tres veces al día, mediante movimientos de arrastre, colocando el cepillo en el margen de la encía con un movimiento de barrido hacia el borde del diente. (Foto: Pixabay)

El cepillado debe realizarse tres veces al día, mediante movimientos de arrastre. (Foto: Pixabay)

¿No puedes cerrar correctamente la boca? ¿Tienes problemas para masticar los alimentos? Entonces es posible que sufras maloclusión o también conocido como mala mordida. 

Esto se trata de un problema en la alineación de los dientes en donde los incisivos superiores e inferiores no encajan a la hora de la mordida y los molares no tienen una relación correcta de engranaje que permita una adecuada masticación y fonética.

 Jubitza Loayza, periodoncista de la Clínica Eurodent, indica que existen factores que predisponen maloclusión dental. Estos pueden ser por la genética, pérdida prematura de los dientes de leche, uso del chupón o hábitos como succión de los dedos.

La maloclusión puede generar serias consecuencias en la salud como mayor incidencia de caries, problemas en la articulación de la mandíbula, dolor de cabeza, alteración de la fonética, dificultad para masticar y acumulación de los alimentos entre los dientes.

Por ello, es necesario que realices un diagnóstico con tu odontólogo para determinar la causa de la maloclusión y poder tratarla en una etapa temprana. 

Existen técnicas que ayudan a corregir la posición de los dientes y el desarrollo de los maxilares. Por lo mismo, la especialista brinda algunas recomendaciones a considerar para la prevención, como:

1. Mantén una higiene bucal adecuada. El cepillado debe realizarse tres veces al día mediante movimientos de arrastre, colocando el cepillo en el margen de la encía con un movimiento de barrido hacia el borde del diente. 

Junto con un limpiador de lengua, hilo dental y cepillos interproximales completarán la limpieza. 

2. Ten una alimentación saludable. Mantén una dieta variada y equilibrada que aporte las proteínas y vitaminas necesarias para reforzar las defensas del cuerpo y estimular el desarrollo óseo. 

3. Diagnóstico temprano. Es importante una evaluación entre los 3-6 años de edad con un especialista en ortopedia maxilar para evaluar el grado de desarrollo esquelético y la posición de los dientes en los maxilares.

4. Ten buenos hábitos. Mantenerse informados sobre el cuidado y prevención de la salud bucal.

5. Uso de aparatos de ortodoncia u ortopedia maxilar. Una de las mejores maneras de corregir el alineamiento de los dientes es mediante el uso de aparatos fijos o removibles. 

Ir a portada