Tepha Loza dice que Esto es Guerra fue como su familia
Tepha Loza dice que Esto es Guerra fue como su familia

Con su frescura y buena onda, la modelo contó que ahora está enfocada en su emprendimiento de postres, Carlota’s bakery, y que le gustaría incursionar en el mundo de la música. No le cierra las puertas al amor, pero por el momento prefiere dedicarse a sus proyectos personales.

Tepha, ¿qué disfrutas hacer en tu tiempo libre?

Full deporte.

¿Qué cualidades destacas en ti?

Soy muy amorosa, responsable, puntual, trabajadora y extremadamente ordenada.

¿Te cuesta levantarte en las mañanas?

Me cuesta un poco, ja ja ja… pero cuando tengo responsabilidades me despierto al toque.

¿WhatsApp o Telegram?

WhatsApp, por el momento (risas).

El mejor consejo…

Valora lo que tienes, tu felicidad solo depende de ti.

La persona que admiras o te inspira.

Admiro a muchas personas, dos de ellas son mi madre y mi abuela.

¿Verano o invierno?

Verano, de todas maneras. Amo estar en el mar, en la arena, vestirme con ropa más fresca.

¿Stilettos o ballerinas?

Ninguno de los dos, me encantan las zapatillas.

¿Qué es lo primero que le ves a un hombre?

Veo lo físico y la personalidad, el combo completo (risas).

¿Cómo está tu corazón?

No le cierro las puertas al amor, pero ahora estoy enfocada en mis proyectos.

¿Qué aprendiste durante la cuarentena?

A valorar más las cosas, a valorar más la vida.

Tu canción favorita…

‘Un beso en Madrid’ de Tini y Alejandro Sanz.

¿Hay un piropo que te haya sonrojado?

Qué lindos ojos tienes.

¿Estás trabajando en algún proyecto personal?

Tengo algunos proyectos, pero el que ya está en camino es mi emprendimiento de postres Carlota’s bakery. Gracias a Dios me está yendo increíble.

¿Te gustaría incursionar en la actuación o la música?

Amo cantar. He hecho algunos ‘live’ en Instagram y la gente ha halagado mi voz, así que podría ser, quién sabe.

¿Qué fue para ti ‘Esto es guerra’ ?

Aparte de mi lugar de trabajo, fue mi familia. Me encantaba sentir tanta adrenalina cuando iba a competir. Siento que era un lugar donde podía olvidar mis problemas (cuando los tenía).