Por qué mejorar tu apariencia personal es importante

 ¿Quién eres y qué deseas que vean en ti? Es lo que debes preguntarte para  mejorar tu imagen personal.

mujer

mujer

Un descuido en nuestro aspecto personal puede transmitir una idea equivocada de lo que somos y nos puede cerrar muchas puertas.

Imagen Personal. Se dice que como te ven, te tratan. Otros, que el hábito no hace al monje. Ambos pueden ser ciertos. Sin embargo, ¿qué hay de malo con cuidar nuestro aspecto personal, con llevar un cabello ordenado, vestir con prendas que pueden potenciar tu imagen personal y/o profesional?  ¿Cuál es el problema con vernos bien?

Es cierto, lo más importante de cada persona está en su interior, en sus sentimientos y en sus habilidades. Pero también es importante mantener una apariencia física agradable que nos abra las puertas en cualquiera que sea el medio en el que nos desempeñemos.

Nunca es tarde para cambiar y ser la nueva mujer que quieres, pero que hasta hoy no te atreves. Hazlo. No tengas miedo. No se trata de exagerar en vanidad y extravagancias, es conseguir un estilo que te haga sentir cómoda, segura y linda.  Lee estás cinco buenas razones para el cambio:

Es el reflejo de quien eres: Tu aspecto físico refleja en gran medida tu estilo de vida, tus hábitos de higiene, alimentación y ejercicios. Por eso es fundamental que cuides los alimentos que consumes y que mantengas una rutina de vida acorde a tus necesidades. Si las demás personas ven que eres una persona dedicada y detallista contigo misma, se llevarán una buena impresión de ti y seguramente confiarán más en tu trabajo y en tu manera de hacer las cosas.

Es lo primero que ve la gente: Cuando conoces a alguien, no sabes a ciencia cierta cuáles son sus creencias, qué cosas acostumbra hacer o de dónde viene. Lo único que te puede ayudar a entender a esa persona a primera vista, en cierta forma, es la manera en la que luce. Por eso la apariencia física es una carta de presentación que debes cuidar si quieres que las personas se interesen en ti y confíen en tu criterio. Inmediatamente tendrás la oportunidad de mostrar mucho más sobre quién eres y tu personalidad, pero definitivamente la apariencia ayudará en esa primera impresión.

Te sentirás mejor contigo misma: No es una cuestión de vanidad, sino de seguridad personal. Cuando te veas en el espejo y te sientas feliz con tu aspecto, tu autoestima se elevará y automáticamente te convertirás en una persona más segura y más feliz. No se trata de parecerte a alguien o de hacer lo que la sociedad dice que hagas. Es cuestión de que revises tus hábitos y de que te sientas a gusto con el reflejo de tu espejo.

Estarás más saludable: La salud es lo principal en la vida de cualquier persona. Mientras la conserves intacta, podrás luchar por tus sueños y alcanzar todas tus metas. Un cuerpo saludable es un cuerpo que se ve bien, por eso si no te sientes feliz con tu aspecto físico, también existe la posibilidad de que te estén afectando hábitos como fumar, sedentarismo o el consumo de comida chatarra. Trata de cuidar tu alimentación, hacer ejercicio y llevar una vida plena y feliz.

Serás una persona más activa: Cuando nos sentimos bien y nos vemos bien, nuestra seguridad personal aumenta y nuestro dinamismo se incrementa de una manera muy importante. Una vida activa te permitirá cumplir todas tus tareas de manera satisfactoria. A la vez podrás entablar relaciones positivas con otras personas que estén a tu alrededor. Por ello es importante que cuides tu aspecto y tu salud, dos cosas que favorecen un estilo de vida activo.

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter, y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.