Francisco Cochachi (63) y su esposa Leonora Leyva en 'Mi Bodeguita'. (Trome)
Francisco Cochachi (63) y su esposa Leonora Leyva en 'Mi Bodeguita'. (Trome)

En 1984, Francisco Cochachi (63) y su esposa Leonora Leyva dejaron su querido Huancayo para buscar un futuro mejor en la capital. Al llegar, decidieron invertir todos sus ahorros y abrir una tienda en San Juan de Lurigancho, a la que llamaron ‘Bodega Leo’.

“Nos iniciamos en Canto Grande, pero en esa época era un lugar muy alejado, así que en 1994 nos mudamos con mi esposa a Breña. Aquí hay más gente, sabía que nuestros ingresos iban a crecer y no me equivoqué”, recordó Cochachi.

Sin embargo, estos 36 años al mando de su negocio no han sido fáciles, pues la inestabilidad económica los ha hecho pasar por duros momentos. “Hemos pasado por muchos gobiernos, a veces solo alcanzaba para pagar el alquiler. Pero gracias a nuestro buen servicio y gran variedad hemos salido adelante. Es que nosotros no solo vendemos productos, buscamos transmitir confianza a nuestros clientes, con decirle que ya ni cuentan el vuelto”, dijo orgulloso.

Gracias a su bodega han podido solventar las carreras profesionales de sus hijos Erick (29) y David (23), quienes en símbolo de agradecimiento se han involucrado más en el desarrollo del negocio y, con la llegada de la pandemia, han ayudado a sus padres a ingresar al mundo digital. Ahora llevan productos vía delivery a todo Lima.

“Tenemos página de Facebook y recibimos listas de pedidos. Mi esposa y yo alistamos las bolsas con los productos, Erick se encarga del protocolo de bioseguridad y David los lleva a su destino. Cada quien tiene su función específica. Queremos ser la primera bodega tradicional online”, confesó don Francisco.

La familia Cochachi Leyva asegura que ha logrado un buen equilibrio entre la experiencia de venta tradicional y la iniciativa digital, pues saben que es importante que sus clientes confíen en ellos.b

DATO

Encuéntralos en Facebook como: ‘Bodega Leo’. En su red social podrás hallar la lista de precios, zonas de reparto, promociones y hasta sorteos.

HAZ MÁS ATRACTIVO TU NEGOCIO

Durante la crisis sanitaria, tu tienda se ha convertido en el lugar más confiable donde comprar los productos de primera necesidad. Para seguir captando clientes, pon en práctica lo siguiente:

  • Coloca una buena iluminación, música agradable y aromas placenteros en tu local.
  • Saca provecho a tus ventanas, paredes y/o pasillos. Puedes colgar carteles con los precios, descuentos y promociones de tus productos.
  • Incluye herramientas digitales de pago, como Yape, Plin o Lukita.