Joan Capdevila se quiso retirar muy joven pero se arrepintió y terminó ganando una Copa del Mundo. (Getty)
Joan Capdevila se quiso retirar muy joven pero se arrepintió y terminó ganando una Copa del Mundo. (Getty)

Antes de alcanzar la gloria de ganar un el futbolista debe recorrer un camino lleno de altibajos que muchas veces lo hacen pensar en si vale la pena continuar. Ese es el caso del defensa Joan Capdevila que el año 2000 conoció la cara amarga del fútbol y a punto estuvo de dejar todo sin saber que una década después tocaría el cielo ganando la en Sudáfrica con la

MIRA: Dura opinión: Hugo Sánchez dice que España y Luis Enrique se dejaron ganar por Japón

Con sólo 21 años y una temporada en primera división, el Espanyol lo transfirió al Atlético de Madrid. El marcador de punta no lo podía creer, un grande de la liga española se había fijado en él y pasaba de pelear por salvar la categoría luchar por el campeonato o cuando menos a jugar competiciones internacionales. En ese cuadro rojiblanco estaban Kiko Narváez, el ‘indiecito’ Solari, Carlos Aguilera, Rubén Baraja y Jimmy Floyd Hasselbaink entre otros y nadie podía imaginar lo que vendría luego.

El campeonato empezó bien, incluso se le ganó el ‘derbi’ al Real Madrid en el Santiago Bernabéu y se empezó a hablar del título. Sin embargo, lo que vino luego fue una racha de malos resultados que terminó con el equipo descendido y con Joan Capdevila de titular. Como el fútbol es generoso, los ‘colchoneros’ pudieron maquillar la pérdida de categoría disputando la final de la Copa del Rey, que aseguraba la presencia en competiciones internacionales al vencedor, pero los rojiblancos perdieron y se quedaron sin nada.

“Lo pasé fatal. Psicológicamente lo veía como el fin del mundo, tenía ganas hasta de retirarme. La afición no salvó a nadie” precisó el lateral en su momento. Pero una desgracia más estaba por llegar a su carrera esa misma temporada. Luego de ser traspasado al Deportivo de la Coruña, fue convocado para integrar la selección española que participaría en los Juego Olímpicos de Sídney.

El zurdo alternó el puesto con Carles Puyol en un equipo que tenía a Xavi, Angulo, Tamudo y José Mari como figuras y llegaron hasta la final ante Camerún. España llegó a ganar 2-0 sin embargo, sobre el final los africanos empataron y se fueron a la prórroga. Luego llegó la definición por penales. Capdevila anotó su disparo, pero la suerte volvió a darle la espalda al lateral y vio como los cameruneses se quedaron con la medalla de oro ganando 5-3.

En ese momento el marcador tocó fondo. Creía que todo el esfuerzo que había hecho de nada había servido y se replanteó nuevamente dejar el fútbol con sólo 22 años, pero decidió darse una nueva oportunidad y no se equivocó. Dos años después, con el Deportivo de la Coruña,ganó la Copa del Rey al Real Madrid de los ‘Galácticos’ en su cancha en lo que muchos llamaron el ‘Centenariazo’.

Desde ese momento la carrera del catalán creció y llegó lo mejor. En 2002 fue convocado por primera vez a la selección mayor y en el 2008 integró el plantel que ganó la Eurocopa de Austria y Suiza a Alemania con gol del ‘Niño’ Fernando Torres. En ese equipo Capdevila alternó pero el día de la final jugó los 90 minutos y creyó tocar el cielo sin saber que lo que vendría luego sería mucho mejor y con él de protanista.

Para el Mundial de Sudáfrica el defensa no tenía muchas esperanzas de ser convocado. Tenía 33 años y pensaba que si en su mejor momento no lo habían llevado a la Copa del Mundo en Alemania 2006 lo tendría complicado. Sin embargo, Vicente del Bosque se acordó de él y lo llamó apelando a su experiencia. El marcador se sentía más que satisfecho integrando ese plantel, jugar no entraba en sus planes pero le tocó estár en todos los partidos al igual que Iker Casillas y Gerard Piqué.

Joan Capdevila alza la copa de Campeón del Mundo en Sudáfrica 2010 (AFP)
Joan Capdevila alza la copa de Campeón del Mundo en Sudáfrica 2010 (AFP)
MIRA: Historias de mundiales: El muerto que marcó dos goles, fue resucitado y volvió a jugar [VIDEO]

” En ese partido contra Suiza yo en lo único que estaba pensando fue en que era mi debut mundialista. Estuve pendiente del saque de centro y cuando lo hicieron, dije: ¡Ya! soy mundialista, le contaré a mis hijos que soy mundialista. Para mí jugar un minuto en un mundial ya era un triunfo. Luego acabé jugando todos los minutos” recuerda el lateral. El 11 de julio del 2010 en el Estadio Soccer City de Johannesburgo, Joan Capdvila llegó a la cúspide. Alcanzó ese sueño que sólo cumplen los elegidos y se coronó Campeón del Mundo.

Atrás quedaron los días de fracasos con el Atlético de Madrid y la Selección olímpica. El fútbol le había devuelto con creces eso que le quitó en sus inicios y el defensa define así su carrera. " Pienso que si he jugado Olimpiada, Eurocopa y Mundial sin ser de ninguno de los dos (Real Madrid y Barcelona), tiene más mérito que lo de otros. Y siendo malísimo, pues más todavía”.(José Reynoso Alencastre).

TE PUEDE INTERESAR

L

.