MDN
Aventura de este mexicano oriundo de Tehuacán, Puebla, dio la vuelta al mundo. (Foto: James Hill/The New York Times)

¿Es posible llegar al con un presupuesto bastante limitado, sin entradas y terminar celebrando las anotaciones de tu país desde el mismo estadio? Un ferviente hincha de la selección de ha demostrado que sí, aunque podrían ser necesarios diversos sacrificios que seguramente terminarán valiendo la pena.

Se trata de José Ramón Díaz, un joven estudiante universitario de California de 23 años, y oriundo de Tehuacán, del estado mexicano de Puebla, que hizo varios sacrificios para, primero, poder pagar su primer viaje fuera de .

Por ejemplo, tuvo que dormir en un albergue para personas sin techo en Los Ángeles durante un mes en el que tuvo dos trabajos. En uno de ellos le dijeron que si se iba por varios días perdería el empleo. “Respondí: ‘ok, ¡adiós!’”.

Ya en tierras europeas la cosa no cambió. Y es que Díaz procura gastar la mínima cantidad posible de dinero.

La primera frase en ruso que aprendió es “dame el más barato”, oración que emplea en los locales de Subway que visita, en donde suele comer.

Díaz, quien no contaba con entradas para ninguno de los partidos de la selección de México, incluso llegó algunos días antes de la competencia para que el vuelo le cueste algo más barato. Pasó, además, unos días en un hostal de 10 dólares por noche antes de toparse con un hombre ruso en las afueras de la ciudad que le ofreció quedarse en su sofá a cambio de darle clases de español.

Sin embargo, su secreto va más allá de ahorrar dinero. Y es que el joven mexicano podría deberle el éxito de su aventura a un sombrero comprado en su tierra que le costó unos 2,50 dólares. “A las chicas les encanta”, afirmó según The New York Times.

Sucede que, a donde iba, el joven llamaba la atención por simplemente traer su sombrero. Contó que lo detuvieron ocho veces en las calles para hacerle entrevistas para televisión. Asimismo, los residentes locales hacían fila para tomarse fotos con él.

“Recomiendo a todos los que no han llegado que traigan sombrero”, dijo Díaz en una entrevista con un medio mexicano tras afirmar que varias mujeres le dieron sus números telefónicos.

Tras ver el impensado éxito que tuvo con la prenda, Díaz tuvo la idea de hacer dominadas con el balón afuera de los más concurridos sitios turísticos de Moscú. Esto, con el objetivo de atraer la suficiente atención como para rogar que le dieran un boleto. Lamentablemente, no se le ofreció ninguno… al menos no a un precio que él pudiera pagar.

El estudiante terminó viendo la de México sobre en un festival de fanáticos.

No obstante, su suerte cambiaría días después tras buscar boletos afuera del Arena Rostov horas antes del partido contra . ¿El motivo? Su sorpresivo encuentro con un hombre mayor que vestía camiseta color blanco. Se trataba de Enrique “Ojitos” Meza, exdirector técnico del 'Tri' y actual entrenador del Puebla en la Liga MX, quien le ofreció a Díaz un boleto extra y detrás de la portería a 100 dólares.

Ya dentro del recinto, en donde terminó celebrando la victoria mexicana por 2 a 1, Díaz vistió su sombrero con más orgullo que nunca y se tomó una emotiva foto que ha dado la vuelta al mundo.

“No sé cómo, pero cumplí mi sueño”, dijo Díaz. “Te digo, estoy bendito”, aseveró.

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por , , y puedes suscribirte a nuestro newsletter.