La tiene como objetivo inmediato conseguir su sexta corona del Mundo en . El éxito de la 'canarinha' en el presente certamen no es pura casualidad., realizó un plan de estudio de todas las selecciones para llegar alcanzar el objetivo que desean todos los brasileros.

A finales del 2017, la Confederación Brasileña de Fútbol le asignó a 19 clubes brasileros (primera división y ascenso), el análisis de distintas selecciones que participarían en Rusia 2018.

Los encargados de cada club debían completar una planilla con los movimientos, principales jugadores y potenciales planteamientos tácticos en los partidos. 

Según señala Infobae, el equipo de segunda división Avaí, analizó a Costa Rica, rival de la selección de Brasil en la fase de grupos del Mundial de Rusia 2018. Tité se reunió con cada delegación para comentar el análisis realizado en los meses anteriores.

Por ejemplo, Gremio analizó Suiza y Sport se interiorizó con Serbia. Los analistas viajaron a Europa y tuvieron la posibilidad de analizar a cada equipo. En este plan, no se incluyó a ninguna selección sudamericana porque supuestamente, el entrenador Tite, los conocía al detalle.  

El proyecto comenzó en octubre del año pasado y tuvieron cinco meses para ejecutarlo. Vasco Da Gama se encargó de Nigeria y Egipto, Corinthians de Arabia Saudita y Panamá y Alemania fue asignado al club Sao Paulo

Además, se pudo saber que el método fue creado por Fernando Lázaro, integrante del cuerpo técnico de Tité. La asignación de cada club fue realizada mediante un sorteo filmado y el único que no participó de este plan fue Flamengo por discrepancias con la Confederación Brasilera de Fútbol.