El personal médico combate en primera línea contra el COVID-19 y por ello es una de las poblaciones con más riesgo de contagio. (Foto: EFE)
El personal médico combate en primera línea contra el COVID-19 y por ello es una de las poblaciones con más riesgo de contagio. (Foto: EFE)

Por lo menos 10,558 trabajadores y trabajadoras de la salud han fallecido a causa de la en América, el continente más golpeado por la pandemia, según datos al 5 de marzo publicados por (AI). En su sobre la situación de los derechos humanos en el mundo, AI detalla además que, solo en 2020, unas 8000 personas dedicadas al rubro sanitario murieron a causa del coronavirus en nuestro continente.

MIRA: Vacuna COVID-19: fecha de vacunación a mayores de 70 años

Cabe agregar que el 2 de septiembre, la Organización Panamericana de la Salud notificó que más de 570 mil habían contraído la COVID-19 en las Américas, lo que representaba “el mayor número de trabajadores de salud infectados en el mundo”.

AI señala que en casi todos los países el personal sanitario advirtió que sus respectivos gobiernos no proporcionaban condiciones de trabajo seguras ni suficientes equipos de protección individual (EPI) que los mantuvieran a salvo.

AI se refiere también al caso particular del Perú. Indica que la falta de registros oficiales sobre el número de personal sanitario peruano que se ha contagiado y ha fallecido por la COVID-19 ha dificultado conocer el real impacto, así como la implementación de políticas para su protección.

Cifras globales

A nivel global, al menos 17,000 profesionales de la salud han fallecido por COVID-19 en el último año, según un informe de Amnistía Internacional, Internacional de Servicios Públicos (ISP) y UNI Global Union.

Cada 30 minutos muere de COVID-19 un trabajador o trabajadora de la salud. Es una tragedia y una injusticia. El personal sanitario de todo el mundo ha arriesgado su vida para intentar protegernos frente a la COVID-19 y, sin embargo, en demasiados casos lo han hecho sin contar con protección alguna, y han pagado el peor precio por ello”, afirmó Steve Cockburn, director de Justicia Económica y Social de Amnistía Internacional.

VIDEO RECOMENDADO

TE PUEDE INTERESAR