le dio la bienvenida al 2021 en medio de un gran espectáculo de fuegos artificiales y de las restricciones por la pandemia del coronavirus, aunque no ha confirmado hasta el momento ningún caso oficialmente.

Según la agencia Reuters, una gran cantidad de personas asistieron este jueves por la noche a la plaza principal de la capital norcoreana (Pyongyang). En el lugar se desarrolló un concierto y un asombroso espectáculo de pirotecnia.

Los asistentes al evento se mostraron con máscaras faciales por el coronavirus, pero parados muy cerca uno del otro mientras agitaban luces brillantes y globos en la plaza Kim Il Sung.

Incluso, los artistas (ninguno con mascarilla) cantaron sobre un escenario realmente colorido. En la parte de atrás, se observó un cartel luminoso de “2021″.


Colin Zwirko, corresponsal de NK News, con sede en Seúl, manifestó que el evento pareció tener una menor concurrencia que años anteriores.

Hasta el momento, Corea del Norte no ha confirmado ningún caso de coronavirus, pero ha examinado a miles de ciudadanos y ha cerrado sus fronteras casi de manera total.

En medio de las fiestas de fin de año, el país se viene preparando esta semana para celebrar (sin fecha fijada) el octavo congreso del Partido de los Trabajadores en medio de las crecientes crisis causadas por el coronavirus, así como las sanciones internacionales impuestas por el programa de armas nucleares de Corea del Norte.

Los miles de delegados que participarán en el congreso ya se encuentran en Pyongyang, según informó la propaganda estatal, lo que indica que la importante cita política podría arrancar esta misma semana.

Fuente: con información de EFE